Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fukushima: grupo ambientalista pide a Japón retrasar apertura de escuelas

Greenpeace pidió al nuevo primer ministro japonés retrasar la apertura de escuelas cerca de la planta nuclear de Fukushima
lun 29 agosto 2011 10:12 AM
Greenpeace lectura niveles radiacion Koriyama
AFP_Koriyama_radiacion_Fukushima Greenpeace lectura niveles radiacion Koriyama

Un grupo ambientalista urgió este lunes al nuevo primer ministro japonés a retrasar la apertura de escuelas cerca de la planta nuclear de Fukushima, dañada por el terremoto y el tsunami de hace seis meses .

Las escuelas de la prefectura están programadas para reabrir el próximo jueves.

El desastre del 11 de marzo pasado causó la peor crisis nuclear desde Chernobyl, luego de los reactores se sobrecalentaran y liberaran radiación en las áreas cercanas.

La organización Greenpeace afirmó que no existe un plan del gobierno para la descontaminación, y agregó que su equipo encontró que existen dosis de radiación en cantidades altas en áreas descontaminadas por el gobierno.

En áreas donde las comunidades locales condujeron la limpieza, se encontraron niveles de radiación menores, aseguró el grupo en un comunicado.

“Ningunos padres deben de elegir entre exponerse a la radiación o la educación para sus hijos”, dijo Kazue Suzuki, activista de asuntos nucleares para Japón.

Publicidad

Un vocero de asuntos exteriores afirmó que es prematuro pedir al futuro primer ministro que retrase el inicio de clases.

"El señor Yoshihiko Noda fue apenas electo líder del Partido Democrático. El no ha asumido el puesto de primer ministro aún, por lo tanto, no puede comentar sobre esto”, afirmó el vocero Kazuhiro Kawase.

Este lunes, el partido en el poder eligió a Noda, el ministro de finanzas, como su nuevo líder, lo que lo llevó un pasó más cerca a convertirse en primer ministro.

El parlamento votará este martes sobre si Noda asumirá el cargo de primer ministro, el sexto en los últimos cinco años.

Japón lanzó una revisión exhaustiva de su programa nuclear tras el desastre en la planta de Fukushima Daiichi, que desplazó a más de 100,000 residentes.

Publicidad
Publicidad