Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gadhafi no admitirá su derrota, dice un exprimer ministro de Libia

Ben Halim, exprimer ministro de Libia, asegura que Gadhafi no admitirá su derrota y que puede salir del país y continuar su lucha
lun 29 agosto 2011 11:23 AM
Libia - exprimer ministro - Mustapha Ben Halim
Libia - exprimer ministro - Mustapha Ben Halim Libia - exprimer ministro - Mustapha Ben Halim

Poco probable resulta que el presidente libio Moammar Gadhafi ceda sin dar batalla, a pesar de que en días recientes los rebeldes han tomado por asalto varias zonas de Trípoli , aseguró el exprimer ministro del país.

“No admitirá su derrota,” dijo Mustapha Ben Halim a Becky Anderson, de CNN. “Creo que podría salir de Libia y que continuará su lucha. Aunque dudo que este chico entre en razón, que se dé cuenta de la verdad, que el circo ha terminado”.

Ben Halim acusó a Gadhafi, cuyo paradero sigue siendo un misterio , de despojar a Libia de mucha de su riqueza. “Sólo hay un camino que Gadhafi quiere alcanzar, el que Libia le pertenezca a él”, aseguró. "No sólo ha tomado todo, sino que no existe ningún control en él, ni responsabilidad, ni nada. Hace lo que quiere".

Ben Halim se desempeñó como primer ministro de Libia durante tres años, de 1954 a 1957, y tras dejar su cargo trabajó como asesor para el entonces gobernante, el rey Idris.

Cuando Gadhafi le arrebató el control del país en un golpe de estado, en 1969, el político, que para ese entonces ya era un hombre de negocios, se encontraba en el extranjero. Imposibilitado de volver a casa, él y su familia se mudaron a Beirut, en Líbano, antes de establecerse en Gran Bretaña, en la década de los setenta.

Ahora, a casi 40 años, el hombre de 90 años dice que tiene esperanzas de un brillante futuro para su patria, en vistas de que el poder absoluto de Gadhafi sobre el país parece finalmente estar debilitándose.

Publicidad

“Creo que tendremos un futuro halagüeño, siempre y cuando nos demos cuenta de que los problemas comienzan el día que él se va y que no terminan ahí ", dijo a CNN.

“La gente nueva -conozco a algunos de ellos, son excelentes personas- tiene que intentar empezar a construir un gobierno de verdad, un gobierno que garantice la libertad, un gobierno con total transparencia, un gobierno basado en buenos cimientos. Tienen que construir en una buena base, la cual es el parlamento, la voz del pueblo”.

El hijo de Ben Halim, Ahmed, aseguró que resultó inevitable la confusión durante el período de transición.

El régimen de Gadhafi se acabó ; fue tomada Trípoli, nuestro gobierno muy pronto regresará a Trípoli... ¿Va a ser un caos? Así lo creo, por un tiempo, pero al final será un caos ordenado cuando el consejo interino poco a poco, lentamente, trate de establecer el orden y la gente comience a entrar en razón.

“Siempre y cuando empiecen a sacar todos los antiguos vestigios del régimen fuera del camino, las cosas se calmarán”.  

Su padre dijo que resulta vital que cualquiera que forme el nuevo gobierno se acuerde a aquellos que han ayudado a devolverle una gran oportunidad a Libia. ”Tenemos alrededor de 20,000 mártires, los cuales han dejado huérfanos, han dejado familias”, apuntó.

“Deben hacerse cargo de ellos inmediatamente. También deben ocuparse de esa gente a la que ellos llaman revolucionarios, la gente que peleó con las manos desnudas, e intentar formar un gobierno en el que cada uno pueda contribuir a la causa”.

Otro hijo de Ben Halim, Amr, afirmó que los hechos y acciones recientes en la ciudad de Bengasi, controlada por los rebeldes, dejan entrever un pronóstico favorable para todo el país.

“Lo que es sorprendente es que en Bengasi, en los últimos meses, han aparecido alrededor de 150 organizaciones de la sociedad civil, todas abogando por la democracia, libertad, leyes humanitarias y una sociedad civil participativa.

“Es maravilloso verles… Si tal es una señal de lo que será el futuro del país una vez que Gadhafi se haya ido, entonces es un gran futuro. Me siento muy animado”.

Y a pesar de vivir durante tanto tiempo en el exilio, su hermana, la hija del exprimer ministro, Sherina Jafar, manifestó que las noticias provenientes de Trípoli  le han hecho sentir, por primera vez, el orgullo de su herencia.

“Es increíble, formidable”, dijo. "El hecho de que pueda decir con una voz clara y fuerte, ‘Soy libia’, es la sensación más increíble del mundo. ¡Qué libertad! Bendiciones a los combatientes de la libertad, bendiciones para ellos”.

Publicidad
Publicidad