Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Amnistía Internacional detalla la tortura que se practica en Siria

Al menos 52 hombres sufrieron torturas, entre ellos un niño de 13 años, antes de ser asesinados
mié 31 agosto 2011 08:02 AM
un hombre sirio cruza una calle desierta
siria-calle-grafiti un hombre sirio cruza una calle desierta

Amnistía Internacional (AI) dio a conocer un reporte este miércoles en el que documenta la muerte de al menos 88 personas en Siria durante los cinco meses que llevan las revueltas en contra del gobierno.

En al menos 52 de los casos hubo evidencia de tortura, según el grupo de derechos humanos.

"Las heridas en muchos de los cuerpos de las víctimas indican que pueden haber surgido golpes horrendos y otros abusos", dijo Amnistía. "Las señas indican torturas incluidas quemaduras, lesiones contundentes, latigazos y golpes con barras".

Todas las víctimas eran hombres, incluido uno de 13 años.

"Los reportes de tortura que hemos recibido son terroríficos", dijo Neil Sammonds, investigador de AI en Siria. "Creemos que el gobierno de Siria persigue sistemáticamente a su propio pueblo a gran escala".

Funcionarios sirios no fueron encontrados inmediatamente para comentar sobre estas acusaciones.

Publicidad

Otras agencias han lanzado reportes de abusos de derechos humanos, incluidas las Naciones Unidas.

La comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Navi Pillay, acusó al régimen de Damasco de realizar "abusos sistemáticos a los derechos humanos" que pueden considerarse "crímenes contra la humanidad".

La ONU reportó antes que más de 2,000 personas habían sido asesinadas en Siria desde febrero pasado; más de 350 han fallecido desde que las fuerzas de seguridad incrementaron sus operaciones contra los manifestantes durante el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Un hallazgo particularmente horroroso en el reporte de Amnistía Internacional es que al menos tres de las víctimas habían padecido mutilaciones genitales mientras estuvieron en custodia.

El gobierno del presidente Bachar al-Asad ha rechazado las acusaciones de abusos humanos extentidos, en cambio, acusa a gobiernos extranjeros de ser "enemigos de Siria" que llevan a cabo una campaña para minar la autoridad de su régimen.

El gobierno de al-Asad mantiene su argumento de que persigue a terroristas armados y a agentes extranjeros a quienes acusa de tratar de desestabilizar al país.

El martes, la agencia estatal siria reportó que un grupo armado secuestro al procurador general, Adnan Bakkour, en la ciudad de Hama.

La televisión estatal también transmite periódicamente entrevistas con hombres que confiesan en cámara llevar a cabo actos de terrorismo y violencia contra el gobierno.

CNN no puede confirmar de forma independientemente los reportes porque las autoridades de Siria no le permiten a los periodistas entrar al país.

En medio de los reportes de las protestas antigubernamentales, arrestos y asesinatos cometidos por las fuerzas de seguridad, Washington ha impuesto sanciones contra varios funcionarios del régimen de al-Assad.

Este martes el Departamento del Tesoro emitió sanciones contra el ministro del Extranjero, Walid Moallem, el asesor presidencial Bouthaina Shaaban y el embajador de Siria en Líbano, Ali Abdul Karim Ali.

La medida impide que hagan movimientos de bienes que tienen en Estados Unidos y prohíbe a los ciudadanos estadounidenses hacer negocios con ellos.

Antes, Washington había impuesto sanciones similiares contra el gobierno Siria así como a sus exportaciones de petróleo.

Esta semana, un vocero de la política extranjera de la Unión Europea dijo que se estaba preparando un embargo petrolero similiar en Bruselas.

Publicidad
Publicidad