Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cables filtrados por WikiLeaks incluyen identidades de decenas de fuentes

Al menos 170 cables fueron publicados sin ser editados, exponiendo a las fuentes de información, reveló un análisis
mié 31 agosto 2011 12:46 PM
WikiLeaks
WikiLeaks WikiLeaks

Un torrente de cables diplomáticos estadounidenses filtrados por WikiLeaks fue publicado en los últimos días, y al menos 170 de ellos contienen nombres de fuentes cuya identidad debió de protegerse, de acuerdo con un análisis de los documentos realizado por CNN.

Casi 143,000 cables obtenidos por WikiLeaks el año pasado han sido publicados hasta este viernes, de un total de 251,000 que el grupo dice poseer.

Académicos en China, activistas de derechos humanos en Siria, banqueros en Turquía, un ejecutivo de Coca Cola en Nepal y miembros del parlamento británico se encuentran entre las decenas de fuentes confidenciales reveladas en los cables, que aparecieron sin ser ocultados en sitios como cablesearch.org.

En su sitio de internet , WikiLeaks afirmó que publicó 133,877 cables en la semana pasada, pero negó que se publicaran cables sin editar, y mantuvo que es "totalmente falso" sugerir que expuso a alguna fuente. En su cuenta de Twitter, WikiLeaks afirmó que "el asunto se relaciona con un medio que es socio, y con un individuo malicioso".

WikiLeaks en un principio trabajó con varios medios de comunicación para editar los cables, pero recientemente se distanció de varios de ellos, incluido The New York Times y The Guardian. WikiLeaks dijo que un artículo sobre las últimas publicaciones, que apareció en la edición de este martes del New York Times, fue "un trabajo de mala calidad".

Como los cables sin editar fueron a dar a los sitios de internet, es algo que permanece bajo disputa. La semana pasada, la revista alemana Der Freitag, infirmó que encontró un archivo grande encriptado y que pudo obtener la contraseña para desbloquearlo.

Publicidad

El sitio de WikiLeaks estuvo disponible de manera intermitente la noche del martes y este miércoles. El grupo afirmó que fue blanco de un ataque cibernético.

"Continuamos monitoreando cuidadosamente lo que se hace público para tomar medidas para mitgar el daño a la seguridad nacional y para asistir a quienes sean dañados por esas publicaciones ilegales", dijo Victoria Nuland, vocera del Departamento de Estado estadounidense.

El gobierno de Estados Unidos había informado previamente que contactó a las fuentes cuyos nombres aparecen en los cables. Algunos en riesgo por las publicaciones fueron reubicados.

Algunas fuentes enfrentan el bochorno por ser identificadas: muchos de los cables son marcados como "confidencial" en vez de "secretos". Pero otras, especialmente en estados autoritarios, ahora estarán en mayor riesgo al contactar con funcionarios de Estados Unidos.

Un cable enviado por la embajada de Siria en 2009 pidió que la identidad de tres fuentes fuera extrictamente protegida. Dos son activistas de derechos humanos, uno de los cuales fue detenido por corto tiempo este año durante las manifestaciones que ocurren en el país. Al parecer el arresto en mayo pasado no se encuentra relacionado con el cable.

Un cable "confidencial", enviado por la embajada de Estados Unidos en Beirut, en 2008, discutió sobre los jueces libaneses que podrían ser nominados para el tribunal especial de la ONU que investiga la muerte del exprimer ministro Rafik Hariri. El cable, del embajador Jeffrey Feltman, notó: "Proteger estrictamente. Esas personas están en riesgo de ser amenazadas o asesinadas por aceptar actuar como jueces del tribunal". El cable también dice que un posible nominado confió a un diplomático de estados Unidos que "como un soltero sin hijos ni familiares cercanos en Libia, él es más indispensable que los jueces con obligaciones familiares".

Otro cable citó a representativos de la comunidad musulmana en Vietnam, quienes fueron marcados como "proteger a todos".

Un cable de la embajada de Beijing discutió los presuntos vínculos entre la contaminación y los defectos congénitos. Dos expertos chinos fueron marcados como "proteger estrictamente", uno de los cuales confesó que "el gobierno chino, en su opinión, no fomentar la información sobre la relación entre la contaminación y los defectos de nacimiento".

No todos los identificados son informantes. Un cable nombra a 23 australianos que supuestamente tuvieron contacto con el clérigo radical islámico Anwar al Awlaki en Yemen. El cable, enviado por la embajada de Estados Unidos en Camberra en enero de 2010, recomendó poner a todos en las listas de potenciales terroristas.

El fiscal general australiano,  Robert McClelland, condenó la publicación del cable este martes, y afirmó que "WikiLeaks decidió editar los cables donde operaciones de seguridad podrían estar en riesgo. Esto no ha ocurrido en este caso".

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, respondió al gobierno australiano que fue descubierto "delatando a 23 australianos a la embajada de Estados Unidos sin el proceso debido".

Diplomáticos estadounidenses temen que la publicación de tantos cables, incluyendo la identidad de muchos informantes, tendrá un efecto escalofriante en el futuro, así como representará problemas para quienes ahora pueden ser identificados a través de los cables sin editar.

Atika Shubert contribuyó con este reporte.

Publicidad
Publicidad