Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nueva Orleáns toma precauciones ante una posible tormenta en el Golfo

Ante la cercanía de un sistema de baja presión, las autoridades y empresas petroleras buscan prevenir los efectos de fuertes lluvias
jue 01 septiembre 2011 05:15 PM
Nueva Orleáns-lluvias
Nueva Orleáns-lluvias Nueva Orleáns-lluvias

La ciudad de Nueva Orleáns comenzó preparativos para enfrentar fuertes lluvias e inundaciones durante las próximas horas, mientras compañías petroleras con plataformas en el Golfo de México evacuaron a sus empleados ante la posibilidad de que se registre una tormenta tropical en la zona.

Un sistema de baja presión ubicado en el centro del Golfo de México tiene 80% de probabilidades de convertirse en tormenta tropical, pronosticó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) la tarde de este jueves.

Pero incluso si no llega a esa categoría, Nueva Orleáns —cuyo territorio se encuentra en su mayoría localizado a nivel del mar— puede recibir entre ocho y 10 pulgadas de lluvia en pocos días, dijo a periodistas el alcalde Mitch Landrieu.

“Lo que sabemos es que hay vientos fuertes, hay mucha lluvia y el sistema avanza lentamente”, señaló. “Ese no es un buen pronóstico para la ciudad de Nueva Orleáns”.

Hacia las 14:00 (hora local), el grupo de nubes estaba 400 kilómetros al sur de la costa de Mississippi y puede convertirse en depresión tropical este jueves o el viernes. El NHC, con sede en Miami, indicó que tiene 80% de probabilidades de volverse una tormenta tropical durante las próximas 48 horas, mientras se dirige al noroeste.

Por causa del clima, las compañías petroleras BP y ExxonMobil ordenaron la evacuación de sus plataformas y cerraron sus pozos, dijeron voceros de ambas empresas a CNN. Chevron, en tanto, dispuso que los trabajadores cuya presencia no es indispensable se retiren de las plataformas, mientras Shell informó que ha comenzado a llevarse a la costa a algunos de sus empleados.

Publicidad

“Estamos usando todos los recursos disponibles para evacuar con seguridad a los empleados”, señaló Shell en un comunicado. “El número de trabajadores evacuados dependerá de las condiciones del clima, y únicamente transportaremos al personal si es seguro hacerlo”.

“Quienes tienen intereses a lo largo del norte del Golfo de México deben monitorear el progreso del meteoro”, agregó la empresa.

En agosto de 2005, Nueva Orleáns fue inundada por las lluvias que generó el huracán Katrina, un hecho que es considerado uno de los peores desastres naturales en la historia de Estados Unidos.

Dave Alsup y Vivian Kuo contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad