Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La OTAN mata a un líder insurgente de Al-Qaeda en Afganistán

Un líder tribal asegura que Sabar Lal Melma estuvo preso en Guantánamo y que no tenía vínculos con la organización terrorista
sáb 03 septiembre 2011 08:35 AM
soldado de EU en afganistan
afganistan-soldado soldado de EU en afganistan

Fuerzas de seguridad afganas y de la coalición mataron en el oriente de Afganistán a un líder insurgente que tenía vínculos con al-Qaeda, según la OTAN.

El hombre fue identificado como Sabar Lal Melma, quien fue descrito por funcionarios de la OTAN como el responsable de organizar ataques y financiar operaciones en la volátil provincia de Kunar.

Un líder tribal dijo que el hombre había estado preso en Guantánamo .

Melma fue liberado de la prisión estadounidense ubicada en la bahía de Guantánamo, en Cuba, en el 2007, luego de permanecer ahí por cinco años, de acuerdo con Haji Sahib Rohullah Wakil, un líder tribal de Kunar.

Wakil dijo que estuvo detenido en esa prisión con Melma, quien murió este viernes durante una operación cerca de la frontera con Pakistán, de acuerdo con un informe de la OTAN.

Un vocero de la organización no confirmó si Melma era un exdetenido de Guantánamo.

Publicidad

"Es justo decir que tenía claros vínculos con al-Qaeda", comentó el capitán Justin Brockhoff, vocero de la de ls Fuerzas de Asistencia de Seguridad Internacional de la OTAN. "Era responsable de muchos ataques en la provincia de Kinar y de financiarlos. Estaba en contacto con figuras relevantes de al-Qaeda en Pakistán".

Pero Wakil, el líder tribal, cuestionó que Mamel fuera un insurgente.

"Luego de que fue liberado de Guatánamo, eligió tener una vida de civil y estaba manejando su propio negocio", dijo Wakil a CNN.

Tropas de la OTAN y afganas habían sido alertadas sobre el paradero de Melma y lo siguieron hasta un edificio en el distrito de Jalalabad, en la provincia de Nangarhar, dijo.

Cuando las tropas de la OTAN y afganas trataron de arrestarlo, salió del edificio con un arma AK-47 y entonces fue asesinado, según la OTAN.

Varios sospechosos de insurgencia fueron detenidos en el lugar, según el comunicado de la OTAN.

Un total de 171 hombres todavía siguen detenidos en Guatánamo, incluidos los que esperan su juicio y aquellos a quienes se considera demasiado peligrosos para ser liberados pero no es posible enjuiciarlos. Durante la administración del ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, 537 detenidos fueron transferidos, entre ellos, alrededor de 200 que fueron enviados a Afganistán.

La mayoría de los 171 detenidos en Guantánamo han sido señalados como una amanaza "alta" si son liberados sin una adecuada rehabilitación y supervisión.

De acuerdo con The New York Times, uno de los medios de comunicación que tuvieron acceso a los documentos liberados por WikiLeaks , un gran número de prisioneros que abandonaron Cuba también fueron calificados como de "alto riesgo" antes de que fueran liberados o entregados a otros gobiernos.

Entre esos hombres había uno llamado Melma, de acuerdo con los documentos de The New York Times.

Los documentos, que incluyen las transcripciones de audiencias, decían que Melma había negado las acusaciones en su contra en el sentido de que tenía vínculos con al-Qaeda o de que alguna vez atacó a las fuerzas de la OTAN.

Dijo que luchó con la Alianza del Norte contra el Talibán y que incluso ayudó a las tropas estadounidenses, según el documento.

Publicidad
Publicidad