Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Silvio Berlusconi causa polémica por comentarios ofensivos sobre Italia

El primer ministro dijo durante una llamada grabada por las autoridades que estaba cansado del país y que le gustaría abandonarlo
sáb 03 septiembre 2011 12:35 PM
Berlusconi escucha un discurso
berlusconi-silvio Berlusconi escucha un discurso

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, levantó controversia en Italia después de ser grabado por investigadores mientras describía a esta nación como "un país de m—da" que lo enfermaba.

Investigadores citan a Berlusconi diciendo que está frustrado y desea dejar Italia; basan sus dichos en llamadas telefónicas que las autoridades grabaron secretamente. Berlusconi habría hecho los comentarios tras el arresto de personas que han sido acusadas de tratar de chantajear al primer ministro.

"Pueden grabar mis llamadas telefónicas. No me importa un –", citan a Berlusconi los arrestados. "Estoy harto de este – asunto, de alguien más y voy a dejar este – país que me enferma".

Los oponentes políticos de Berlusconi lo criticaron por estas declaraciones.

"Tener un primer ministro que valora a su país en una forma tan negativa es como vivir en el tercer mundo", cita la agencia de noticias italiana ANSA a  Antonio Di Pietro.

Otro oponente político, Luigi Zanda, del Partido Demócrata, dijo al diario italiano La República que "son los italianos los que están hartos de Berlusconi", reportó ANSA.

Publicidad

Horas antes de que sus declaraciones salieran a la luz el sábado, Berlusconi dejo claro que no quería irse a ningún lado, reportó la agencia de noticias.

De acuerdo a reportes, Berlusconi dijo que sus comentarios son "una de esas cosas que dices en el teléfono en la madrugada, cuando estas relajado".

Berlusconi dijo que hizo los comentarios durante una conversación telefónica con Valter Lavitola, un periodista a quien las autoridades han emitido un arresto.

Investigadores dicen que Lavitola fue el vínculo del pago entre el primer ministro y Gianpaolo Tarantini, de 36 años, y su esposa Angela Devenuto de 34; ambos han sido arrestados con cargos de chantaje a Berlusconi. Se cree que Lavitola está fuera del país.

Las acusaciones de chantaje están vinculadas al escándalo sexual que Berlusconi ha tenido por meses.

Tarantino está acusado de pagar a modelos para ir a las fiestas con Berlusconi. Él dice que el líder no sabía de estos pagos.

Tarantini dijo que cooperaría con las autoridades. Negó haber chantajeado a Berlusconi, a quien expresa su gratitud con estas palabras: "por todo lo que ha hecho por mí y mi familia".

Los fiscales de Nápoles dicen que Berlusconi fue una víctima de "amenazas veladas e implícitas", y que pagó 500,000 euros a Tarantini.

Berlusconi dice que dio este dinero a Tarantini como un regalo, no como un pago por chantaje.

En un caso separado, Berlusconi está en juicio en Milán por haber pagado por sexo con una bailarina marroquí de 17 años, llamada Karima el Mahroug, apodada Ruby, la rompecorazones .

Publicidad
Publicidad