Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Enfrentamientos y heridos ante la corte egipcia que juzga Hosni Mubarak

Decenas de manifestantes se enfrentaron con la policía afuera de la corte donde se juzga al expresidente egipcio
lun 05 septiembre 2011 07:32 AM
Mubarak
Mubarak Hosni Egipto Mubarak

El juicio del expresidente de Egipto, Hosni Mubarak, se reanudó este lunes a puerta cerrada, mientras afuera de la sala del tribunal la policía se enfrentó con familiares de las personas que murieron durante las revueltas que derrocaron el régimen.

El exmandatario fue llevado a la corte en una camilla y franqueado por enfermeras.

Mubarak es acusado de ordenar el asesinato de manifestantes para sofocar el levantamiento que en febrero puso el punto final a sus 30 años de gobierno . Enfrenta una posible pena de muerte, si es declarado culpable.

Familiares de los muertos trataron de abrirse paso hacia la Academia de Policía de El Cairo, el sitio del juicio, pero los policías los hicieron retroceder usando toletes. En respuesta, los familiares lanzaron piedras a los agentes.

El juicio se reanudó tras un receso de casi tres semanas ordenado por el juez Ahmed Refaat, para dar tiempo a que los funcionarios revisen las pruebas del caso.

Entre los que se espera acudan a testificar este lunes, se encuentran cuatro generales de la policía, dijo Adel Saaed, un portavoz de la oficina del fiscal general.

Publicidad

Los egipcios pudieron ver a un Mubarak enfermo durante agosto, cuando fue llevado a la corte en una camilla de hospital y puesto en una jaula de hierro, un procedimiento estándar en Egipto durante los juicios penales.

El exministro del Interior, Habib El Adly, del círculo cercano a  Mubarak, está siendo juzgado junto al expresidente por cargos similares.

Alrededor de 840 personas murieron y más de 6,000 resultaron heridas en los 18 días del levantamiento que derrocó a Mubarak, según Amnistía Internacional.

Además de las acusaciones de haber ordenado el asesinato de manifestantes, Mubarak se enfrenta a cargos por corrupción, aunque él se declaró inocente.

Dos de sus hijos, Gamal y Alaa, también se enfrentan a acusaciones de corrupción y afirman que son inocentes.

Publicidad
Publicidad