Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los incendios forestales destruyen más de 700 viviendas en Texas

Aunque los fuertes vientos amainaron, varios incendios forestales sin controlar amenazan a cientos de viviendas cerca de Austin y Houston.
mar 06 septiembre 2011 01:49 PM
CNN
Incendio-Bastrop-Texas-CNN CNN

Entre el viento y el cansancio, los bomberos no han logrado sofocar los incendios forestales de Texas, que forzaron la evacuación de cientos de casas cerca de Austin y Houston. 

“Texas se encuentra en una situación difícil ahora mismo y nuestras prioridades son bastante simples. La número uno es proteger las vidas a todo costo”, dijo Nim Kidd, jefe estatal de la División de Manejo de Emergencias.

El servicio forestal del estado respondió a un total de 181 incendios que quemaron más de 47,000 hectáreas durante la última semana.

Los incendios ya mataron a dos personas y, de acuerdo con el servicio forestal, destruyeron más de 700 casas desde este domingo. Más de 1,000 casas se quemaron en el estado desde que comenzó la temporada de incendios en noviembre, según la oficina del gobernador Rick Perry.

El incendio más grande, cerca de Austin, se extendió por más de 12,000 hectáreas, y destruyó más de 600 casas, lo que forzó la evacuación de 5,000 personas, informaron funcionarios este martes. El fuego sigue sin control desde que comenzó este domingo por la tarde.

“No está contenido del todo”, dijo este martes Tom Boggus, director del Servicio Forestal de Texas. “Pero las buenas noticias es que los vientos amainaron durante la noche”.

Publicidad

Otro incendio cerca de Houston, llamado el incendio de Magnolia, requirió la evacuación de un número indeterminado de residentes de 11 subdivisiones. Y el incendio de Riley Road en el condado de Grimes —uno de los 63 que surgieron desde el fin de semana— destruyó 20 casas y cientos más se encuentran en su paso. Hasta este martes, quemó más de 1,200 hectáreas.

Otros dos incendios mayores en el condado de Travis destruyeron 44 estructuras y dañaron otras 74, dijo este martes el vocero de la oficina del alguacil de Travis, Roger Wade.

Las autoridades planean permitir a residentes del área de Steiner Ranch, afectada por el incendio en Travis, a regresar a sus casas este martes por la tarde.

“Hemos hecho progreso, pero aún hay islas ardiendo ahí y estamos trabajando día y noche”, dijo Jim Linardos, el comandante de los bomberos.

Mientras que la mayoría del daño ha sido a casas y otras estructuras, uno de los incendios mató a una mujer y a su hijo de 18 meses este domingo cuando las llamas envolvieron su casa cerca de Gladewater.

Cuatro bomberos que trabajaban en el incendio de Magnolia fueron trasladados a un hospital por agotamiento por calor, informó la Oficina de Manejo de Emergencias del condado de Montgomery. Uno también tenía una lesión en el tobillo. Todas son lesiones menores, informó la agencia.

El incendio del condado de Bastrop, en tanto, forzó la evacuación de cientos de personas y el cierre del Parque Estatal Bastrop.

“El condado de Bastrop no es el mismo”, dijo a la televisora KXAN-TV, afiliada de CNN, el juez del condado Ronnie McDonald.

Los vientos causados por la tormenta tropical Lee avivaron las llamas en Bastrop, lo que causó que creciera sin control este lunes, según el Servicio Forestal de Texas.

Pero los vientos que llegaron a soplar hasta a 50 kilómetros por hora ya bajaron a menos de la mitad durante la madrugada de este martes, lo que le dio a los bomberos la oportunidad de atacar el frente del incendio y aminorar su avance, dijo Boggus.

“Hemos sido bastante defensivos. Es todo lo que podíamos hacer hasta ahora”, afirmó. “Para el fin del día, esperamos ganar mucho terreno en esto”. Más de 2,000 bomberos combaten los incendios a través del estado, dijo Boggus.

El cansancio es un problema mayor, afirmó, especialmente con los voluntarios de departamentos locales que son la médula espinal de la respuesta. Boggus dijo que funcionarios texanos buscan recursos adicionales de otras partes del país para combatir los incendios.

La sequía histórica en Texas creó condiciones ideales para el esparcimiento rápido de los incendios. “Los combustibles están tan secos como nueva los habíamos visto”, dijo Boggus. “Es explosivo y muy peligroso”.

Este martes marca el día 294 de forma consecutiva en que se registran incendios en Texas, de acuerdo con Inciweb, un sitio que registra los incendios y mantenido por agencias estatales y federales.

En 2011, 2.9 millones de hectáreas de pasto, matorrales y bosque se ha quemado en incendios en todo el país. De esos, 1.4 millones de hectáreas —casi la mitad— se quemaron en Texas, de acuerdo con Inciweb.

Jim Spellman, Antoinette Campbell, Chris Welch, Paul Steinhauser, Shawna Shephard, Stephanie Gallman, Melanie Whitley, Rich Phillips y Anna Gonzalez contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad