Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La familia del presunto atacante de Nevada argumenta enfermedad mental

No se saben los motivos por los cuales un mexicano abrió fuego en un restaurante, pero familiares apuntaron a problemas mentales
mié 07 septiembre 2011 03:59 PM
CNN
Sension-CNN CNN

El motivo por el que un hombre abrió fuego en un restaurante de desayunos en Nevada y mató a cuatro personas, incluidos tres integrantes de la Guardia Nacional, para luego dispararse, todavía es un misterio, según dijeron las autoridades este miércoles.

Un total de 11 personas recibieron disparos este martes en Carson City, Nevada, de acuerdo con el alguacil Ken Furlong. Se incluyen miembros de la Guardia Nacional en uniforme y seis civiles, además del sospechoso, Eduardo Sencion, de 32 años, que nació en México, pero era ciudadano estadounidense. 

Debido a que el número de militares y civiles es casi igual, “no podemos concluir ahora mismo que las fuerzas militares fueron el blanco específico”, dijo Furlong a reporteros.

Sencion llevaba un rifle de asalto y una pistola cuando entró al restaurante IHOP este martes por la mañana. Un segundo rifle de asalto fue localizado en su vehículo. Un cargador vacío con capacidad para 30 tiros fue recuperado.

Sencion no tenía antecedentes criminales, pero su familia dijo a la policía que tiene un historial de enfermedades mentales desde los 16 años, según Furlong.

“Esto es incuestionablemente el más devastador ataque en la historia de la comunidad de Carson”, dijo el alguacil. La ciudad no registraba un homicidio desde hace tres años, afirmó.

Publicidad

Las víctimas son el mayor Heath Kelly, de 35 años, de Reno, Nevada; el sargento Miranda McElhiney, de 31 años, también de Reno; el sargento Christian Riege, de 38 años, de Carson City; y Florence Donovan Gunderson, de 67 años, de South Lake Tahoe, California, una civil que estaba en el restaurante con su esposo, un marino retirado.

Nadie dentro del restaurante estaba armado, dijo Furlong.

Sencion vivió en Carson y trabajó en un negocio familiar en South Lake Tahoe, California, informaron las autoridades. No hay información sobre alguna confrontación con otra persona antes del tiroteo, dijo Furlong.

El sospechoso dijo algunas cosas antes del tiroteo, pero los testigos están “severamente traumatizados”.

“Hubo muchos actos de heroísmo de muchas, muchas personas” en el restaurante luego del tiroteo, afirmó, pero no ofreció mayores detalles.

Steven Martin, un testigo, dijo a la afiliada de CNN KRNV-TV en Reno que corrió a ver si podía ayudar. “Había sangre en todos lados, vidrios rotos en todos lados. Era como una zona de guerra”.

Sencion continuó disparando en el estacionamiento del restaurante luego de disparar contra los comensales. Las balas dañaron cuatro negocios cercanos, según el alguacil.

El sospechoso expresó pensamientos suicidas la noche antes del incidente, de acuerdo con un conductor de taxi que habló con él, y que luego notificó a los investigadores, dijo una fuente.

No hay conexión con terrorismo y Sencion no se encontraba en el radar de las autoridades.

Carol Cratty contribuyó con este reporte.

Publicidad
Publicidad