Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un hombre buscaba atacar al Pentágono con un avión a escala, según EU

Rezwan Ferdaus, detenido tras una operación encubierta, quería colocar explosivos C-4 en un avión de control remoto para atacar el Pentágono
mié 28 septiembre 2011 09:52 PM
Avión
Avión Avión

Un hombre de 26 años, físico de profesión, fue arrestado este miércoles en Massachusetts, Estados Unidos, acusado de planear un ataque contra el Pentágono y el Capitolio con un avión a escala piloteado a control remoto, informaron las autoridades.

Rezwan Ferdaus, ciudadano estadounidense de Ashland, Massachusetts, quería usar el aparato lleno de explosivo plástico C-4, según las autoridades.

Como resultado de una operación encubierta de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), Ferdaus, graduado de Física de la Universidad del Noreste de Boston, enfrenta cargos por intentar proveer materiales y recursos a Al-Qaeda para perpetrar ataques contra soldados de Estados Unidos en el extranjero.

Su abogado, un defensor público, no pudo ser contactado de forma inmediata.

Un funcionario de seguridad dijo que Ferdaus no representaba un peligro inmediato para la ciudadanía debido a que la investigación encubierta se mantuvo muy cerca de él.

“No hay información que indique que tuviera contacto con una organización terrorista extranjera. Parece que se radicalizó viendo videos en la web. Tuvo la oportunidad de retirarse, pero nunca vaciló” en sus intenciones de llevar a cabo los ataques, comentó la fuente.

Publicidad

La indagatoria también incluyó a un testigo colaborador. Las autoridades comenzaron a grabar las conversaciones entre el testigo y Ferdaus en enero.

Ferdaus arrancó sus planes de atentados contra Estados Unidos a principios de 2010, y empezó a proveer a los agentes encubiertos con teléfonos celulares que actuarían como detonadores de bombas en acciones contra soldados estadounidenses.

Los agentes entregaron a Ferdaus 25 libras de explosivos C-4 falsos (unos 12 kilogramos). Solo una pequeña parte del material era verdadera, según la fuente.

También le dieron seis rifles de asalto AK-47 y tres granadas, pero ninguna de esas armas funcionaba.

Entre mayo y este mes, Ferdaus adquirió un avión de control remoto de 6,500 dólares, un F-86 Sabre, que guardaba en una bodega rentada en Framingham, Massachusetts, bajo un nombre falso.

A pesar de que compró el avión, “nunca fue realmente una amenaza”, dijo otro funcionario de seguridad.

Ferdaus es soltero y no tiene hijos. Un juez federal Worcester, Massachusetts, ordenó que permanezca en custodia hasta el lunes, cuando se realizará una audiencia judicial.

Carol Cratty y Michael Martínez contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad