Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Somalia enfrenta el ataque suicida más mortífero en años

Más de 70 personas murieron y 150 resultaron heridas en un ataque, del que el movimiento islamista Al-Shabaab se atribuyó la autoría
mié 05 octubre 2011 10:32 AM
Somalia - ataque - octubre
Somalia - ataque - octubre Somalia - ataque - octubre

Un camión lleno de explosivos se dirigió hacia un complejo del gobierno en el corazón de la inquieta capital Somalia; una explosión mató a docenas de personas, incluyendo a los estudiantes que se inscribían  en un programa de educación.

La Oficina Política de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Somalia calificó ese hecho como un "ataque suicida con vehículo bomba" que dejó "montones" de muertos y muchos otros heridos.

"Esta es una carnicería", dijo el coronel Abdullahi Barise, un portavoz de la policía somalí.
 

Al-Shabaab, un movimiento islamista que tiene vínculos con Al-Qaeda , se atribuyó la responsabilidad, dijo el presidente somalí, Sharif Ahmed, quien lamentó la explosión y dijo que más de 70 personas murieron y 150 resultaron heridas, la mayoría de ellos jóvenes estudiantes.

"Al-Shabaab/Al-Qaeda" es un "enemigo del pueblo somalí" y tiene la intención "de destruir el país y cualquier esperanza para el futuro de su pueblo", dijo.

Publicidad

Una adjudicación de la responsabilidad fue descubierta también en un sitio web militante.
 

Un periodista local, Hasan Abdi Osman, quien visitó el lugar, dijo que cree que vio cerca de 100 muertos. Él habló con víctimas heridas y otros testigos que también dijeron que creían que murieron unos 100. Personas gravemente heridas estaban siendo sacadas de Mogadiscio para tratamiento, dijo a Abdi un funcionario del hospital.

El teniente coronel Paddy Nkunda, un portavoz de las fuerzas de la Unión Africana, dijo inicialmente que más de 30 personas perdieron la vida. Junto con los estudiantes y padres de familia, las víctimas incluyen a varios soldados del gobierno federal, dijeron las fuerzas de la Unión Africana.

Nkunda dijo que el camión se estrelló contra la puerta de un complejo que contiene varios ministerios del gobierno, incluyendo el de Educación, donde  varios de los edificios colapsaron.

Dijo que la mayoría de los muertos eran estudiantes y sus padres que estaban registrándose  para un programa de educación turco. El gobierno somalí, que condenó el ataque, dijo que las personas estaban esperando "los resultados de las becas".  Se dijo que ningún alto funcionario del gobierno resultó herido.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que más de 90 personas heridas en la explosión fueron ingresadas ​​en el hospital Medina de la ciudad.

Funcionarios de la ONU condenaron el ataque. "Estas acciones son inaceptables. El asesinato de somalíes no puede justificarse por ninguna razón", dijo Augustine P. Mahiga, representante especial de la organización para Somalia. El Secretario General Ban Ki-moon dijo que estaba "horrorizado por el criminal ataque suicida con bomba contra oficinas de gobierno dirigidas a los ministerios, incluyendo a los estudiantes en el ministerio de educación".

"Es incomprensible que personas inocentes sean el blanco sin sentido de los ataques", dijo. "El aborrecible ataque llega en un momento en que los líderes políticos de Somalia, a través de iniciativas como la reciente conferencia de Mogadiscio, han estado trabajando juntos para trazar un futuro político de paz para Somalia".

Al-Shabaab es un grupo en Somalia que fue calificado como una organización terrorista extranjera por el gobierno de Estados Unidos en marzo de 2008. Está librando una guerra contra el gobierno de Somalia para implementar una estricta forma de la ley islámica o Sharia .

Fuerzas federales y de la Unión Africana en la empobrecida y caótica nación han luchado contra el grupo desde hace años. Muchos analistas creen que Al-Shabaab se ha visto gravemente debilitada por la Misión de la Unión Africana en Somalia, los ataques dirigidos contra los miembros extranjeros y el debilitamiento de Al-Qaeda.

Al-Shabaab dijo en agosto que se retiraba de Mogadiscio , y el Gobierno federal de transición, respaldado por las fuerzas de paz de la Unión Africana, ahora controla la mayoría de los distritos de la ciudad capital, dijo la oficina de Naciones Unidas.

Nkunda dijo que las fuerzas han empujado a Al-Shabaab fuera de Mogadiscio, pero el grupo sigue siendo una amenaza importante.

"Salieron de la ciudad, pero ahora están entrando en los ataques asimétricos -los atentados suicidas, los francotiradores, y el secuestro y otros medios no convencionales", dijo. "Estamos aquí para detener a Al-Shabaab, así que estamos muy preocupados y condenamos este ataque bárbaro contra estudiantes inocentes y sus padres".

Los ataques suicidas eran desconocidos en Somalia antes de 2007, pero los analistas de seguridad creen que los ataques surgieron debido a la influencia de los combatientes extranjeros.

Militantes hicieron blanco en estudiantes en diciembre de 2009, cuando un atacante suicida hombre vestido con ropas de mujer atacó una ceremonia de graduación médica en Mogadiscio.

La problemática nación del Cuerno de África se ha visto afectado por los abusos de los derechos humanos, la sequía y la hambruna , así como la lucha en todo el país.

Más de 300,000 personas se han visto obligadas a huir de Somalia , y muchos se dirigieron a los campamentos de refugiados en Kenia, dijo la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La agencia para los refugiados dijo que está "muy preocupado" por la lucha en la frontera entre Somalia y Kenia, donde ha habido reportes de enfrentamientos entre Al-Shabaab y las fuerzas federales.

La violencia se ha producido alrededor de la ciudad de Dobley en Somalia, un punto importante de tránsito para los somalíes que se dirigen al complejo de refugiados de Dadaab, en Kenia.

Mahiga también condenó la incursión de Al-Shabaab en Dhusamareb en el centro de Somalia la noche del lunes, así como el ataque a Dobley en el Bajo Juba cerca de la frontera de Somalia con Kenia.

"A pesar de que los extremistas han salido de la capital, es muy difícil prevenir este tipo de ataques terroristas, los cuales consistentemente hemos advertido  que es probable que aumenten", dijo Mahiga.

Publicidad
Publicidad