Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Kenia despide con un funeral de Estado a la nobel Wangari Maathai

El funeral de Estado reunió a una multitud de kenianos que plantaron tres árboles, en concordancia con la causa de la activista
sáb 08 octubre 2011 03:18 PM
funeral de la premio nobel
wangari-maathai funeral de la premio nobel

Los kenianos se reunieron en la capital del país este sábado para participar en el funeral de Estado de Wangari Maathai, la primera mujer africana en recibir el Nobel de la Paz.

Maathai, de 71, murió el mes pasado tras una batalla contra el cáncer .

Ganó el premio Nobel de la Paz en 2004 por los años dedicados a la conservación del medio ambiente. La activista de derechos humanos también peleó por mejorar las condiciones de vida de las pobres en ese continente.

Multitudes se reunieron en el principal parque de Nairobi para participar en los servicios de Estado, entre ellos estaba el presidente Mwai Kibaki, el primer ministro, Raila Odinga y otros funcionarios.

Las fuerzas militares montaron una guardia junto a una fotografía de la activista. Un carro que llevaba su ataúd, rodeado por arbustos verdes, avanzó lentamente sobre una alfombra roja acompañado de una escolta. Multitudes de personas le siguieron.

En concordancia con su causa, Maathai dejó dicho en su testamento que no quería un ataúd de madera, de acuerdo con los organizadores del funeral.

Publicidad

La ceremonia en el parque incluyó la plantación de tres árboles y oraciones. El parque era un lugar Maathai donde solía organizar protestas a menudo, entre ellas una desafiante manifestación para exigir al gobierno que detuviera la construcción de un edificio en ese lugar hace años.

Tras la ceremonia, los familiares cercanos se retiraron para ir al crematorio. A solicitud de Maathai, sus restos serán cremados y sus cenizas serán depositadas en un instito en la capital, de acuerdo con el Movimiento Cinturón Verde, fudado por ella.

Durante décadas, Maathai estuvo al frente de una campaña para plantar árboles para detener la deforestación y dar a los personas del lugar, en especial mujeres, acceso a recursos como leña para cocinar y agua limpia.

La exparlamentaria fue la primera mujer en África Central y del Este en obtener un doctorado. La revista Time la ubicó en 2005 como una de las 100 personas más influyentes del planeta.

Como activista fue golpeada y arrestada en numerosas ocasiones, en especial durante el régimen del expresidente Daniel arap Moi.

Conocida como la Madre Árbol de África, dirigió una campaña que llevó a la plantación de 40 millones de árboels en Kenia. Creía que la falta de recursos naturales causaba más conflictos.

“Es evidente que muchas guerras se libran por la falta de recursos, que se vuelven cada vez más escasos”, dijo tras conocer que había sido galardonada con el Premio Nobel.

“Si conservamos mejor nuestros recursos, no tendremos que luchar contra ellos…proteger el medio ambiente global está directamente relacionado con asegurar la paz. Aquellos que entendemos el complejo concepto de medio ambiente tenemos la responsabilidad de actuar. No debemos cansarnos, no debemos renunciar, debemos perseverar”.

La primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz murió semanas antes que ocurriera otro hito en el contiente por el que ella luchó.

El viernes, el Comité del Nobel premió a tres mujeres activistas : las liberianas Ellen Johnson Sirleaf, la primera mujer africana elegida como jefa de estado, y Leymah Gbowee, quien ha luchado por la paz en Libia; También obtuvo el premio Tawakkul Karman, quien ha promovido la paz durante la brutal represión contra los manifestantes antigubernamentales en su país, Yemen. 

Publicidad
Publicidad