Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Congreso de EU exigirá los mensajes de Holder sobre 'Rápido y Furioso'

El Comité de Supervisión busca conocer las comunicaciones de funcionarios del Departamento de Justicia referentes al polémico operativo
mar 11 octubre 2011 02:11 PM
Eric Holder
Eric Holder Eric Holder

Investigadores del Congreso de Estados Unidos buscan emitir solicitudes para que les sean entregadas las comunicaciones de varios funcionarios del Departamento de Justicia —incluyendo a su titular, el fiscal general Eric Holder—, relacionadas con la polémica operación contra el tráfico de armas Rápido y Furioso , de acuerdo con una fuente cercana al Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes.

Las solicitudes también abarcarán las comunicaciones del jefe de personal de Holder, Gary Grindler, y de Lanny Breuer, cabeza de la división de investigación criminal del departamento, según la fuente.

Entre otras cosas, las solicitudes incluyen peticiones de información sobre las comunicaciones entre el Departamento de Justicia y la Casa Blanca, así como detalles de la muerte de un agente fronterizo en diciembre pasado.

La operación Rápido y Furioso involucró a agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), que permitieron el tráfico de armas en la frontera entre Estados Unidos y México. Se cree que ese armamento se dirigió a cárteles del narcotráfico mexicanos .

El objetivo del plan, según las autoridades, era rastrear a los vendedores y compradores de armas que trabajaban para los cárteles. Pero el operativo generó controversia después de que armas implicadas en el programa fueron halladas en escenas de crímenes en ambos países. El gobierno de México y críticos de la Casa Blanca califican la operación de fracaso , bajo el argumento de que agudizó el problema del flujo ilegal de armas desde Estados Unidos.

Una investigación del Congreso estadounidense ha causado tensiones políticas, luego de que legisladores republicanos y demócratas intercambiaran acusaciones de haber actuado irresponsablemente.

Publicidad

En una carta a Holder hecha pública el lunes, el presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental, el republicano Darrell Issa, acusó al fiscal general de obstruir las indagatorias del Congreso y, con ello, afectar su propia credibilidad como funcionario federal.

“Numerosas declaraciones” de Holder sobre Rápido y Furioso “han demostrado ser falsas”, dijo Issa.

“El momento para rechazar culpas y obstruir nuestra investigación se acabó”, agregó. “Ha llegado el momento de que usted admita frente a los estadounidenses qué sabía de Rápido y Furioso, cuándo lo supo y quién rendirá cuentas por un programa que ya tuvo consecuencias letales y probablemente tenga más”.

Issa acusó a Holder de “negligencia e incompetencia” en el asunto y de ofrecer explicaciones insuficientes cuyo único fin es eximir al Departamento de Justicia.

La operación fue “la más significativa acción del departamento contra el tráfico de armas”, pero marchó “espectacularmente mal”, señaló. “Ya sea que usted se dé cuenta o no, Rápido y Furioso es su responsabilidad”.

En mayo, Holder compareció ante el Comité Judicial y dijo que supo del operativo sólo hacía unas semanas antes. La insistencia de los republicanos sobre el tema surgió luego de que se publicaran documentos del departamento que muestran que el fiscal conoció el programa desde antes. Holder y sus colaboradores lo niegan.

El fiscal respondió a las críticas de los republicanos el viernes, cuando los acuso de usar “retórica irresponsable e inflamatoria”. Esa retórica “debe ser repudiada en los términos más fuertes”, añadió.

Portavoces del departamento afirman que éste colaborará con las indagatorias del Congreso, pero sostienen que lo que quieren los estadounidenses son menos conflictos bipartidistas y más soluciones a la violencia en el sur de la frontera.

El domingo, Issa dijo que el comité invitó a Holder a volver a comparecer para aclarar la situación .

“Claramente, él sabía cuando afirmó que no sabía”, declaró Issa. “Ahora la pregunta es qué tanto sabía y cómo va a explicar por qué dio esa primera respuesta”.

Alan Silverleib, Brian Todd y Deirdre Walsh contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad