Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Liga Árabe llama a Siria a detener la violencia contra manifestantes

El organismo busca que el régimen de Bashar al-Assad retire al ejército de las calles y libere a los presos políticos
lun 31 octubre 2011 02:41 PM
Siria-protestas
Siria-protestas Siria-protestas

La Liga Árabe llamó al gobierno de Siria a frenar la violencia contra su población, retirar tanques y vehículos militares de las calles del país y liberar a los prisioneros políticos, informó un funcionario de la organización a CNN.

Los países árabes presentaron sus planteamientos al canciller sirio, Walid al-Moallem, durante un encuentro el domingo que el primer ministro de Qatar, Sheik Hamad bin Jassim, calificó de “claro y franco”, de acuerdo con la agencia de noticias qatarí.

Se tiene previsto que Siria responda este lunes a los exhortos de la Liga Árabe, dijo bin Jassim.

La Liga Árabe también plantea que se realice un diálogo entre funcionarios sirios y representantes de la oposición en El Cairo, Egipto, a partir del próximo miércoles. Las propuestas también incluyen el diseño de un calendario para atender el conflicto en la nación asiática.

También se prevé que este lunes se reúna por primera vez el grupo de sirios que busca redactar una nueva constitución para el país , reportó el domingo la agencia de noticias siria, después de un fin de semana marcado por hechos de violencia.

A principios de este mes, el presidente sirio, Bashar al-Assad , anunció la formación de un comité para diseñar una nueva carta magna en un plazo de cuatro meses. El anuncio, efectuado el 15 de octubre, fue una de varias medidas tomadas por el régimen para enfrentar las protestas sociales, pero esas acciones no han calmado la situación.

Publicidad

Siete personas murieron el domingo en toda la nación, de acuerdo con los Comités de Coordinación Local, un grupo opositor que organiza y documenta las manifestaciones contra el gobierno. Las fuerzas del gobierno mataron a seis personas que catalogaron como terroristas y arrestaron a otras 20, reportó la agencia SANA. En los enfrentamientos también fallecieron cuatro agentes de seguridad, agregó.

En contraste, activistas indicaron que al menos 21 personas murieron el domingo, entre ellas 11 que fallecieron tras el ataque de las fuerzas sirias contra la ciudad occidental de Homs, mediante tanques, metralletas y lanzagranadas.

Más de 3,000 personas han muerto desde que iniciaron las protestas en Siria a mediados de marzo pasado, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

CNN no ha podido confirmar los recuentos de fallecidos porque el gobierno sirio restringe la actividad de los periodistas.

Al-Assad, en tanto, aplaudió el domingo el apoyo de Rusia hacia su gobierno, durante la segunda entrevista que ha sostenido con medios internacionales en un lapso de dos días. Al-Assad dijo al Canal Uno ruso que su régimen ha estado en “constante contacto” con Moscú, un aliado cercano, desde que comenzaron las manifestaciones.

También agradeció el veto ruso a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que, a principios de octubre, buscaba condenar la respuesta siria a las protestas civiles. China y Rusia se unieron para detener la resolución, que llamaba a un fin inmediato a la represión.

“Rusia está al tanto de los peligros de una intervención militar o política en Siria”, dijo al-Assad. Señaló que Siria espera que el gobierno ruso “no sólo seguirá apoyando a Siria, sino buscando la estabilidad mundial”.

La entrevista siguió a otra conversación publicada en el diario británico Telegraph, la primera que el presidente concedió a un medio occidental desde el inicio de las protestas. Al-Assad dijo que los países de Occidente no deben intervenir en su país.

“Siria es ahora el eje de esta región”, declaró. “Es la línea, y si juegas con el terreno puedes causar un terremoto. (…) ¿Quieren ver otro Afganistán o decenas de ellos?”

“Cualquier problema en Siria hará arder toda la región. Si el plan es dividir Siria, eso será dividir toda la región”, dijo. Admitió “muchos errores”, pero también defendió a sus fuerzas de seguridad.

“Tenemos poca policía, sólo al ejército, que está entrenado para combatir a Al-Qaeda”, mencionó. “Si envías a tu ejército a las calles, lo mismo pasaría. Ahora, sólo estamos combatiendo terroristas. Por eso la lucha se está complicando”.

Los enfrentamientos del sábado se produjeron después de una manifestación amplia en Hama, donde los sirios exigieron el fin del régimen de al-Assad y que sea procesado. También llamaron a que la ONU imponga una zona de restricción de vuelo, un bloqueo marítimo y otras medidas para proteger a la población.

Mohamed Fadel Fahmy, Arwa Damon y Salma Abdelaziz contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad