Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una corte del Reino Unido ordena la extradición de Assange a Suecia

El editor de WikiLeaks perdió una batalla legal para permanecer en el Reino Unido; a fines de este mes se sabrá si podrá apelar la decisión
mié 02 noviembre 2011 07:06 AM
Julian Assange sale de la audiencia en un tribunal de Londres
AFP_Julian_Assange_audiencia_febrero Julian Assange sale de la audiencia en un tribunal de Londres

Julian Assange, editor de Wikileaks, perdió una batalla legal para permanecer en el Reino Unido y será extraditado a Suecia , donde enfrentará una demanda sobre abuso sexual, dictaminó un tribunal este miércoles.

Los jueces de la corte, el magistrado John Thomas y Duncan Ouseley, rechazaron los cuatro argumentos de la defensa de Assange.

Se llevará a cabo otra audiencia a finales de este mes para determinar si se puede apelar la decisión de los magistrados.

Assange, quien ha estado bajo arresto domiciliario durante casi un año mientras esperaba los resultados, dijo este miércoles que ahora planeará sus siguientes pasos.

“No he sido sentenciado por ningún crimen en ningún país”, dijo sobre la decisión de la corte en Londres. “A pesar de esto, la orden de arresto europea es tan restrictiva que impide a la corte del Reino Unido considerar los hechos de un caso, como lo hicieron claro los jueces hoy, aquí”.

Assange es acusado de agredir sexualmente a dos mujeres en Suecia en agosto de 2010. Aunque no ha sido sentenciado por un crimen, los fiscales suecos quieren interrogarlo al respecto.

El tribunal rechazó su defensa de manera integral en contra de ser trasladado allí para ser procesado​​ y fue particularmente mordaz sobre una disputa con una de las mujeres sobre si ella había aceptado tener relaciones sexuales con él.

Autoridades suecas afirman que la mujer accedió a tener sexo con él si llevaba un condón, y que luego tuvo relaciones sexuales sin protección con ella mientras ella dormía.

"La acusación es que tuvo relaciones sexuales con ella cuando ella no estaba en condiciones de dar su consentimiento y por lo tanto él no pudo haber tenido razones para creer que ella sí aceptó", dijo el tribunal.

Mientras dejaba la corte, Assange recibió aplausos. Actividades por un “Libre Assange” están planeadas para este miércoles afuera de la Corte Real de Justicia.

El australiano Assange decidió pelear su caso en la Alta Corte luego de que un juez en la Corte de Magistrados de Belmarsh falló en febrero pasado que el jefe de Wikileaks debería de ser extraditado.

Assange niega las acusaciones. Dice que son un intento de desprestigiarlo y afirma que sería injusto que lo enviaran a un país donde el lenguaje y el sistema legal son desconocidos para él. Sus abogados han peleado contra la extradición bajo argumentos de derechos humanos.

Los abogados han sugerido que Suecia lo podría transferir a Estados Unidos si Reino Unido lo extradita, algo que los fiscales suecos han negado.

El caso de extradición no está ligado a su trabajo como fundador y editor en jefe de WikiLeaks, que lo ha puesto en la mira de autoridades estadounidenses.

Su organización, que facilita el filtrado anónimo de información secreta, ha publicado 250,000 cables diplomáticos estadounidenses confidenciales en el último año, causando bochorno al gobierno y a otros.

También publicó cientos de miles de documentos clasificados relacionados con los conflictos en Iraq y Afganistán.

Pero la organización ha estado bajo presión financiera en recientes meses, lo que llevó a Assange a anunciar la semana pasada que WikiLeaks suspendería temporalmente las publicaciones para centrarse en una “recaudación de fondos agresiva” para mantener el proyecto a flote.

Un bloqueo financiero de Bank of America, VISA, MasterCard, PayPal y Western Union mermaron el 95% de las entradas monetarias de WikiLeaks, según Assange.

Muchas instituciones financieras dejaron de de relacionarse con el sitio luego de que reveló los cables diplomáticos el año pasado, por lo que las donaciones fueron bloqueadas.

Las autoridades estadounidenses afirman que la divulgación de información clasificada fue ilegal y pone en riesgo a individuos y a la seguridad nacional.

Publicidad
Publicidad