Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Agentes federales de EU detienen a cinco supuestos 'zetas' en Chicago

Una operación de la DEA y el FBI logró detener a cinco sospechosos de transportar dinero del grupo delictivo entre México y EU
mié 16 noviembre 2011 10:54 PM
Cinco supuestos zetas son detenidos
ESP. Los Zetas-Chicago Cinco supuestos zetas son detenidos

Cinco supuestos miembros de la organización criminal de Los Zetas, presuntamente responsables de transportar millones de dólares del narcotráfico entre México y Chicago, fueron detenidos en una operación de varias agencias estadounidenses que terminó con la captura de 13 personas acusadas de narcotráfico, informaron este miércoles funcionarios judiciales.

Los supuestos zetas fueron detenidos por agentes federales como parte de una investigación conjunta guiada por la Agencia Antidrogas (DEA) y el Buró Federal de Investigación (FBI), según los funcionarios citados en un comunicado del FBI.

La red a la que pertenecían los cinco detenidos llevaba dinero de Los Zetas desde Nuevo Laredo y coordinaba las transferencias de Chicago a Laredo y luego a México, según la acusación formal de la fiscalía realizada en Chicago.

Publicidad

Uno de los detenidos es Eduardo Treviño, un fugitivo supuestamente radicado en Nuevo Laredo México, quien es señalado por los fiscales como el director de la red de transporte de dinero.

Otro sospechoso es Salvador Estrada, quien "en la dirección de Los Zetas" supuestamente recolectó, procesó y ocultó dinero de la venta de drogas para poderlo transportar en camiones.

El resto de los detenidos vinculados a Los Zetas son Miguel Arredondo y Vicente Casares, supuestos conductores de camiones con dinero, y Juan Aguirre, sospechoso de coordinar la entrega dinero a camioneros.

Las capturas se realizaron el martes en operativos simultáneos. Doce de ellas ocurrieron en la zona de Chicago, Illinois, mientras que la última fue realizada en la ciudad fronteriza Laredo, Texas. También se aseguraron dos kilos de heroína y casi 480,000 dólares en efectivo.

Las detenciones responden a una investigación multijurisdiccional contra 20 supuestos miembros de una red de contrabando de narcóticos, de los cuales cinco permanecen fugitivos, uno ya estaba bajo custodia federal y otro más está hospitalizado.

Los 12 detenidos en Chicago, entre quienes se encuentran los supuestos zetas, enfrentan un mínimo de 10 años de cárcel y hasta cadena perpetua, además de una multa de 10 millones por ser hallados culpables de cargos relacionados con narcóticos. Los supuestos miembros de Los Zetas enfrentan además el delito de conspiración para poseer y distribuir cocaína usando un teléfono para facilitar el tráfico de narcóticos.

La conspiración para transportar dinero conlleva a un máximo de 20 años en prisión y una multa del doble del valor del dinero involucrado, de acuerdo con el FBI.

"Una acusación en este grupo señala la primera demanda federal en Chicago contra acusados supuestamente vinculados al cártel del narcotráfico de Los Zetas, y los aseguramientos de dinero representan un golpe significativo a la operación de esta supuesta célula de transporte de dinero", aseguró Patrick J. Fitzgerald, fiscal para el distrito del norte de Illinois.

Los Zetas son una organización formada por antiguos militares de élite reclutados por cárteles del narcotráfico. El grupo inició como brazo armado del cártel del Golfo, cuando era dirigido por Osiel Cárdenas Guillén. Tras la detención de Cárdenas en 2003, Los Zetas se independizaron y comenzaron a distribuir drogas por su cuenta y a invadir zonas bajo el control de otros cárteles, lo que aumentó la violencia en varios puntos del país.

Actualmente operan en estados del sur, oriente y noreste de México , además de Centroamérica y varias ciudades fronterizas con Estados Unidos.

"En la acusación se específica lo que presume la filiación de algunos de los acusados con Los Zetas, la influencia de las organizaciones criminales mexicanas y en todo el mercado de drogas de Chicago es aparente", aseguró Jack Riley, agente especial a cargo de la división de la DEA en Chicago.

El funcionario federal aseguró que los "extensivos aseguramientos" de dinero durante la investigación —que desde 2010 ascienden a más de 12 millones de dólares— muestran lo lucrativo que puede ser el tráfico de drogas.

Publicidad
Publicidad