Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Chile aprueba su presupuesto exceptuando el apartado en educación

Los legisladores opositores quieren que el gobierno añada otros 1,000 millones de dólares para atender las demandas de estudiantes
mar 22 noviembre 2011 09:37 AM
manifestaciones de estudiantes
chile, estudiantes manifestaciones de estudiantes

La Cámara de Diputados de Chile aprobó el proyecto de presupuesto de 2012 con excepción de la partida para educación debido a que los legisladores opositores quieren que el gobierno le destine más recursos para cumplir con algunas demandas de estudiantes.

La discusión sobre el presupuesto tomó 12 horas durante las cuales la oposición de centroizquierda consiguió el apoyo de los diputados independientes y del Partido Regionalista Independientes (PRI) para rechazar el presupuesto en Educación, que supera los 11,000 millones de dólares (7.2% más que el año pasado).

Los legisladores buscan que el gobierno destine 1,000 millones adicionales a educación para poder cumplir algunas de las demandas del movimiento estudiantil que ha protagonizado protestas, paros y un diálogo con el gobierno en demanda de educación pública gratuita de calidad.

Los 1,000 millones adicionales garantizarían la enseñanza universitaria a 70% de los alumnos de sectores pobres, según la oposición.

"Ahora corresponde al Senado buscar los acuerdos y hacer ver al Ejecutivo que hay que cambiar, tanto el nivel de recursos como su orientación", dijo el diputado socialista Carlos Montes.

Los recursos adicionales deben ser propuestos por el presidente Sebastián Piñera y debatidos en el Senado.

Publicidad

El proyecto de presupuesto de 2012 contempla un monto de 60,000 millones de dólares, 5% más que el del 2011.

El plazo final para aprobar el presupuesto es el próximo 29 de noviembre, y debe entrar en vigor el 1 de enero.

El pasado 6 de octubre los estudiantes y el gobierno rompieron el diálogo que mantenían para destrabar el conflicto que comenzó en mayo pasado.

En Chile, la educación superior es privada por lo que no se garantiza el derecho universal y los jóvenes a menudo deben endeudarse para poder cursarla. El actual sistema fue impuesto durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Publicidad
Publicidad