Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

BP acusa a Halliburton de destruir evidencia sobre el derrame en el Golfo

El contratista habría eliminado información de pruebas sobre la plataforma que originó la fuga de crudo en 2010, asegura una demanda de BP
mar 06 diciembre 2011 06:30 AM
Sin Pie de Foto
Derrame Golfo de México Sin Pie de Foto

La compañía BP acusó a Halliburton de haber “destruido intencionalmente evidencia” relacionada a la explosión en la plataforma petrolera del Golfo de México que llevó al peor derrame de crudo en la historia de Estados Unidos .

La acusación ocurre en documentos depositados este lunes por BP en una corte federal en Nueva Orleáns, como parte de una demanda enfocada a imponer sanciones a Halliburton Energy Services Inc, contratista de la plataforma petrolera de BP, Deepwater Horizon. Una explosión en la plataforma el 20 de abril de 2010 mató a 11 trabajadores y dejó heridos a otros 16. La explosión permitió que más de 200 millones de galones (más de 900 millones de litros) de crudo fueran liberados en el Golfo.

“BP ahora sabe la razón de la intransigencia de Halliburton. Halliburton destruyó los resultados de pruebas de escurrimiento y, en el mejor de los casos, extravió los modelos por computadora que no mostraron canalización. Más atroz aún, Halliburton destruyó intencionalmente la evidencia relacionada con su prueba de cemento no privilegiado, en gran parte porque quería eliminar cualquier riesgo de que esta evidencia fuera usada en su contra en un tribunal”, asegura la demanda de BP.

El vocero de Halliburton, Beverly Stafford, aseguró este lunes que la compañía estaba revisando los detalles de la moción. “Sin embargo, creemos que las conclusiones que BP está pidiendo a la corte no tienen mérito y nosotros buscamos contestar su demanda en la corte”, dijo.

Los documentos de BP aseguran que dos empleados de Halliburton testificaron bajo juramento haber destruido notas y muestras relacionadas al análisis de la estabilidad de una mezcla parecida al cemento que fue usada en el fallido pozo petrolero.

BP busca que un “tercer especialista” examine una computadora de Halliburton, asegurando que “tal examen podría recuperar los resultados de los modelos faltantes, o arrojar luz a las circunstancias de su aparente desaparición”.

Publicidad

BP y sus dos contratistas, Halliburton y Transocean, que poseía la plataforma Deepwater Horizon donde ocurrió la explosión, se han trabado en varias batallas legales desde el año pasado.

En septiembre, el reporte federal final sobre el derrame de petróleo aseguró que BP, Transocean y Halliburton compartían la responsabilidad  por la letal explosión y consecuente derrame de petróleo.

Las tres compañías “violaron varias regulaciones de seguridad federales” para las plataformas marinas, de acuerdo con el reporte, que fue emitido por el Buró de Administración de Energía Oceánica, Regulación y Aplicación.

El reporte concluyó que una causa clave de la explosión fue la barrera fallida de cemento que pusieron en el lugar del pozo.

“Las razones precisas de la falla en la producción del casco de concreto no son conocidas”, asegura el reporte. Pero el desastre fue “el resultado de la pobre administración de riesgos, cambios de planes de último minuto, la falla para observar y responder a indicadores críticos, respuesta inadecuada de control del pozo e insuficiente entrenamiento en respuesta a emergencias en puentes por compañías e individuos responsables por la perforación” del sitio.

BP fue “el máximo responsable” por las operaciones en el lugar “de una manera que aseguraran la seguridad y protección del personal, equipo, recursos naturales y del ambiente”, concluyó el comunicado.

Mientras tanto, Halliburton, como contratista de BP, es “responsable de conducir el trabajo de cemento y tiene ciertas responsabilidades por monitorear el pozo”, asegura el reporte.

Un portavoz de BP aseguró en septiembre que la compañía estaba de acuerdo con la conclusión de los reportes.

“El accidente de Deepwater Horizon fue el resultado de múltiples causas, que envuelven a múltiples partes incluyendo a Transocean y Halliburton”, aseguró Scott Dean. "BP (ha) reconocido su papel en el accidente y ha tomado pasos concretos para mejorar la seguridad (…) Continuamos alentando a las otras partes en reconocer sus roles en el accidente y hacer cambios para ayudar a prevenir accidentes similares en el futuro", aseguró.

En respuesta al reporte, Halliburton continuó negando cualquier responsabilidad por la tragedia.

El reporte “atribuye incorrectamente las decisiones de la operación a Halliburton”, aseguró Zelma Branch y un vocero de Halliburton. “Cada causa donde Halliburton es nombrada, la responsabilidad operacional recae solamente en BP. Halliburton se mantiene confiado de que todo el trabajo desarrollado sobre el pozo fue en completa concordancia con las especificaciones de BIP por su plan de construcción e instrucciones del pozo”.

Además del crudo, cientos de miles de galones de químicos fueron dispersados en el agua . En el pico de la crisis, en junio de 2010, 37% de las aguas del Golfo, de un total de 88,522 millas cuadradas (142,462 kilómetros cuadrados), fueron cerrados a la pesca debido a la contaminación.

Publicidad
Publicidad