Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los médicos de Lula afirman que el exmandatario está superando el cáncer

El tamaño del tumor en la laringe del expresidente de Brasil se redujo en un 75%, aseguran los especialistas que lo atienden
lun 12 diciembre 2011 08:02 PM
Lula saluda a su doctor tras su quimioterapia
REU. Lula-Quimioterapia Lula saluda a su doctor tras su quimioterapia

Los médicos a cargo del tratamiento de cáncer de garganta del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva consideraron "impresionante" su respuesta a la quimioterapia y dijeron este lunes que el tamaño del tumor en su laringe se redujo en un 75%.

El popular Lula recibió el lunes su tercera y última ronda de quimioterapia, que será seguida de radioterapia.

Los médicos del equipo que trata al expresidente en el Hospital Sirio-Libanés dijeron que estaban "impresionados".

"Fue una reducción extraordinaria (75%) que sorprendió al equipo médico", dijo el oncólogo Artur Katz, quien agregó que una contracción de 30% a 40% habría sido una respuesta positiva al tratamiento.

El equipo de médicos dijo que Lula podría volver a la vida política para marzo del 2012 si sigue respondiendo bien al tratamiento.

Probablemente tampoco perderá la capacidad como orador público por la que se ha destacado, con su fuerte y enérgica voz, debido a que los médicos descartaron una cirugía por la reducción del tumor.

Publicidad

El diagnóstico de Lula a finales de octubre sorprendió a los brasileños y levantó un debate sobre la vida política sin el carismático ex jefe sindical, que sigue teniendo fuerte influencia en la mayor economía de América Latina.

Analistas y políticos han especulado con que Lula podría postularse nuevamente a la presidencia en el 2014 si la mandataria Dilma Rousseff no se lanza a la reelección.

Lula, quien cumplió 66 años hace poco más de un mes, juega un papel vital en su izquierdista Partido de los Trabajadores.

También ha sido poderoso asesor y negociador de Rousseff este año mientras ella se ocupa de las luchas internas en la coalición gobernante y del impacto de la renuncia de siete de sus ministros, seis de ellos debido a escándalos de corrupción.

Antes de asumir el cargo en enero, Rousseff fue tratada exitosamente de cáncer en el mismo centro de salud en el que Lula recibe atención médica.

Publicidad
Publicidad