Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La fiscalía francesa pide cadena perpetua contra un terrorista venezolano

La Justicia de Francia reclama que Ilich Ramírez Sánchez, 'Carlos', sea condenado por cuatro atentados ordenados en la década de 1980
mar 13 diciembre 2011 04:52 PM
pancarta a favor de el chacal
el-chacal pancarta a favor de el chacal

La Fiscalía francesa pidió este martes una pena de cadena perpetua para el terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, Carlos, por su responsabilidad como jefe del grupo que cometió cuatro atentados en Francia entre 1982 y 1983.

Los dos representantes del Ministerio Público reclamaron también un cumplimiento efectivo de la pena de cárcel de 18 años para Carlos, que ahora tiene 62 años y está encarcelado en Francia desde 1994, cumpliendo otra cadena perpetua.

Se trata de la mayor pena posible por los delitos de los que está inculpado, y en especial el de complicidad en los cuatro atentados que causaron 11 muertos y más de un centenar de heridos.

El fiscal Jean-François Ricard justificó esa petición alegando "extrema peligrosidad" del reo, que se ha definido en el juicio como un revolucionario profesional, con "total indiferencia" hacia el sufrimiento de las víctimas.

Ricard y su colega Olivier Bray insistieron en que el acusado no sólo era "el responsable" de la organización terrorista que ejecutó esos atentados, sino que además los cuatro se enmarcaban en la "guerra privada contra Francia" en la que se había embarcado tras el arresto en París de su mujer, Magdalena Kopp, con Bruno Breget, otro miembro de su grupo, en febrero de 1982.

Ricard consideró indiscutible el papel de jefe del venezolano y que "el atentado ciego e indiscriminado era la firma de Ramírez Sánchez en esa época".

Publicidad

Los representantes del Ministerio Público también solicitaron dos penas de cadena perpetua para otros dos de los acusados, el palestino Ali Kamal Al Issawi y Johannes Weinrich, y 15 años de cárcel para Christa Margot Frohlich.

Ninguno de estos tres se sentó en el banquillo, y están siendo juzgados en ausencia: Al Issawi se encuentra en paradero desconocido, Weinrich cumple una cadena perpetua en Alemania y a Frohlich las autoridades alemanas se han negado a entregarla a Francia.

El primero de los atentados ocurrió el 29 de marzo de 1982 contra el tren Capitole, que cubría el trayecto Toulouse-París, y causó cinco muertos y 28 heridos.

El segundo, con un coche bomba cerca de los Campos Elíseos de París, sucedió el 22 de abril de ese mismo año, el día en el que empezaba el juicio contra Kopp y Breguet en esa ciudad, y causó la muerte de una mujer y 66 heridos.

Los otros dos, el 31 de diciembre de 1983 por la tarde en la estación de ferrocarril de Marsella y en un tren que había salido de esa ciudad en dirección a París, causaron dos y tres muertos, respectivamente, y decenas de heridos.

Ramírez Sánchez fue condenado la primera vez en Francia a cadena perpetua en 1997 por el asesinato 20 años antes de tres hombres, dos de ellos agentes de los servicios secretos franceses.

El juicio prosigue mañana con los alegatos de la defensa, que se prolongarán el jueves, y la sentencia se debería hacer pública el viernes.

La letrada de Carlos, Isabelle Coutant-Peyre, con la que está casado, anunció que mañana debe llegar a París procedente de Caracas una abogada enviada por el Gobierno de Venezuela, en respuesta a sus reiteradas demandas de apoyo dirigidas al presidente, Hugo Chávez.

Publicidad
Publicidad