Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los trabajos de ayuda en Sudán del Sur comienzan, dice Naciones Unidas

Miles de personas se encuentran en campos de refugiados debido a recientes incursiones de tribus ajenas en la zona de Jonglei
sáb 07 enero 2012 10:20 AM
sudan-del-sur
sudan-del-sur sudan-del-sur

Un enorme esfuerzo de ayuda está en marcha en una lejana zona de Sudán del Sur para apoyar a unas 60,000 personas que huyeron de sus hogares para escapar de los combatientes, dijo Naciones Unidas.

Unos 6,000 hombres armados de la tribu Lou Nuer marcharon en una zona del estado de Jonglei, casa de la tribu rival Murle, y atacaron la ciudad de Pibor el fin de semana anterior.

A pesar de que los combatientes de Lou Nuer abandonaron la zona, tras negociaciones con las fuerzas de paz de la ONU y las autoridades de Sudán del Sur, se necesita con urgencia ayuda para los desplazados,  comentó este viernes la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) dijo el viernes.

La representante especial en Sudán del Sur para la Secretaría General de la ONU, Hilda F. Johnson, viajará este sábado a Pibor para ver la situación, dijo el vocero de la UNMISS, Kouider Zerrouk.

El gobierno de Sudán del Sur declaró a Jonglei una “zona de desastre humanitario” y pidió ayuda internacional.

Los trabajadores humanitarios calculan que 60,000 personas necesitan asistencia. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU expresó este viernes su preocupación de que la escasez de alimentos en la zona “alcance niveles de crisis”. El organismo ya hizo algunas entregas de alimentos.

Publicidad

La coordinadora humanitaria de la ONU, Lise Grande, comentó que algunas de las personas que huyeron de los combatientes empiezan a regresar a sus hogares, según un comunicado.

Entre los planes de Naciones Unidas también se incluye encontrar a otras familias todavía escondidas en el monte, dijo Grande. “Pero existe una serie de poblados que fueron completamente reducidos a cenizas, por ejemplo, Likuangole, y en ese caso las personas no regresarán, porque no hay razón para volver”.

Tensiones étnicas han estallado en el estado de Jonglei, dado que tribus pelean por las tierras de pastoreo y los derechos sobre el agua, lo que ha dado lugar a robos de ganado y al secuestro de mujeres y niños.

Funcionarios del gobierno han instado a los dos grupos étnicos a devolver a las mujeres y niños secuestrados en esta ola violenta.

La violencia en el estado de Jonglei es la más reciente en azotar a Sudán del Sur, que oficialmente obtuvo la condición de Estado en julio del año pasado , tras separase de la colindante Sudán, ubicada al norte.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, también visita este fin de semana Sudán del Sur para ver otras zonas afectadas por el conflicto.

Entre las regiones a visitar está un lugar para refugiados en Mabaan, donde miles de personas han buscado ayuda desde que huyeron de los combates en la frontera de Sudán, en los estados de Kordofan del Sur y Nilo Azul.

Aviones de la ONU han entregado miles de tiendas de campaña, utensilios de cocina, mantas, recipientes herméticos, sábanas de plástico, colchonetas, mosquiteros y otros artículos esenciales a Mabaan y a otro campo de refugiados en Malakal en las últimas dos semanas y media.

Décadas de guerra civil entre el norte y el sur, con un costo de hasta dos millones de vidas, terminaron con un tratado de paz negociado por Estados Unidos, en el 2005.

Pero antes de que Sudán del Sur obtuviera su independencia en julio, observadores de derechos humanos expresaron preocupaciones de que los conflictos de años de nuevo afecten a la región.

Naciones Unidas calcula que más de 1,100 personas murieron y 63,000 fueron desplazadas el año pasado por la violencia intercomunitaria en el estado de Jonglei, sin contar los más recientes enfrentamientos.

El presidente de EU, Barack Obama, el viernes dio su aprobación para la venta de armas y servicios de defensa a Sudán del Sur.

La decisión podría abrir la puerta para que Sudán del Sur adquiera defensas aéreas. Ha acusado a Sudán de llevar a cabo bombardeos aéreos en su territorio.

La Casa Blanca condenó los ataques aéreos realizados por las Fuerzas Armadas de Sudán en Sudán del Sur, en noviembre, al decir que: “estos bombardeos aéreos provocativas aumentan considerablemente el potencial de un enfrentamiento directo entre Sudán y Sudán del Sur.

El memorándum enviado este viernes por Obama a la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, decía que “dotar de artículos y servicios de defensa a la República de Sudán del Sur fortalecerá la seguridad de Estados Unidos y fomentará la paz mundial”.

Laura Smith-Spark y Pierre Meilhan, de CNN, contribuyeron en este reporte

Publicidad
Publicidad