Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ahmadinejad visita Latinoamérica mientras crecen las sanciones contra Irán

El presidente iraní visitará Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Cuba, mientras Washington pide "no profundizar" lazos con la república islámica
dom 08 enero 2012 07:32 AM
iran Mahmoud Ahmadinejad
iran Mahmoud Ahmadinejad iran Mahmoud Ahmadinejad

Carne de Brasil está en las mesas de Irán. Un hospital construido por Irán trata a los pacientes cerca de la capital de Bolivia. Irán tiene fábricas en Venezuela.

La república islámica ha forjado cientos de acuerdos con las naciones latinoamericanas y ha prometido miles de millones de dólares para financiarlos.

Más acuerdos podrían surgir cuando el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, llegue a Venezuela este domingo y visite también Nicaragua, Ecuador y Cuba.

Antes de la llegada del líder iraní a Caracas, sus planes para una gira por América Latina han acaparado la atención mundial, porque las tensiones crecen entre muchas potencias occidentales e Irán debido al programa nuclear de esa nación.

"A medida que el régimen siente una creciente presión, está desesperado por encontrar amigos y se agita alrededor de lugares interesantes para encontrarlos", dijo este viernes la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland.

Pero los analistas dicen que la visita de Ahmadinejad es el último paso en un esfuerzo de muchos años, calculado para reforzar el apoyo en la región.

Publicidad

Mientras Irán se esfuerza por mejorar su imagen, sortear las sanciones, amortiguar la influencia global de Estados Unidos y asegurar una presencia más fuerte en el patio trasero estadounidense, las relaciones con los países de América Latina son cada vez más importantes.

La televisora estatal iraní Press TV ha descrito la cooperación con los países de América Latina como una de las "principales prioridades de la política exterior de la República Islámica", en un reciente artículo sobre el viaje.

"Irán tiene en pie una acción diplomática muy activa", dijo Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos en Washington.

Lazos culturales

El mes pasado, una película sobre la vida de María y el nacimiento de Jesús desde el punto de vista islámico fue transmitida, en español.

La película fue el primer programa en salir en HispanTV, de acuerdo con un reporte del Teheran Times.

Y el público objetivo se encontraba a kilómetros de la cadena patrocinada por el gobierno, en la capital de Irán.

En la ceremonia de lanzamiento de la estación el mes pasado, funcionarios de HispanTV dijeron que la cadena en español pretende mostrar un panorama real de Irán y unir a la república islámica con Latinoamérica.

Otros canales en español "no son independientes y sirven solo a los intereses de Estados Unidos y de ciertos aliados", dijo Mohammed Sarafraz, director del servicio de transmisión internacional de la televisora iraní, de acuerdo con Press TV.

"Se trata de los lazos culturales entre Irán y la comunidad hispanohablante", dijo el supervisor de la cadena, Ali Ejaredar a un reportero de Press TV.

Cortos previos de la programación incluyen videos que muestran  paisajes iraníes, mercados abarrotados y caligrafía persa. Uno de los analistas en un programa critica el imperialismo occidental y dice: "cinco países no pueden decidir el destino del mundo". Un invitado en otro programa habla en contra de las leyes de inmigración en EU.

Los titulares en español en la página web de la cadena esta semana hablaron sobre espías israelíes, la intervención extranjera en Siria, un reporte de que Japón planea "desobedecer" las sanciones de EU contra Irán y un informe de que los escaners de seguridad en los aeropuertos estadounidenses provocan la muerte.

Stephen Johnson, quien dirige el programa para las Americas en el Centro para los Estudios Estratégicos e Internacionales, comparó los esfuerzos de Irán en el uso de los medios para mejorar su imagen en el exterior con la radio estadounidense financiada por el gobierno Voice of America.

"Están tomando una página de nuestro libro", dijo.

Algunos errores importantes han acompañado las incursiones de Irán en Latinoamérica, dijo. El requisito para las mujeres de usar hiyab en un hospital iraní en El Alto Bolivia, ha generado críticas por parte de funcionarios locales. El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay condenó las declaraciones que un embajador iraní hizo a reporteros en el país sudamericano sobre que las cifras de millones de muertos en el Holocausto eran falsas.

El año pasado, Irán se ubicó en el lugar más bajo de nueve países en la encuesta pública Latinobarómetro, basada en entrevistas con más de 20,000 residentes en 18 países latinoamericanos (sin incluir Cuba). Solo 25% de los encuestados dijo que percibía a Irán como "bueno" o "muy bueno", mientras que el 72% tenía una visión positiva de Estados unidos.

"Pienso que con irán, es una cuestión de confianza de lo que pretenden, y cuáles son sus objetivos nucleares", dijo Johnson.

El 'rol personal, directo' de Ahmadinejad

Los expertos dicen que Irán ha estado construyendo relaciones en América Latina durante décadas.

Cuba fue uno de los primeros países en reconocer al gobierno de Irán después de la revolución de 1979. Fidel Castro hizo su primera visita oficial a este país de Medio Oriente en el 2001.

Sin embargo, los intentos por forjar nuevos negocios y fortalecer los esfuerzos diplomáticos se han intensificado desde que inició el gobierno de Ahmadinejad, en 2005.

"Ha presidido una significativa expansión de los lazos de Irán por todo Latinoamérica... el mismo Ahmadinejad ha jugado un rol muy directo y personal en el proceso", dijo Steven Heydemann, quien investiga las alianzas de Irán como parte de su trabajo como consejero senior para las iniciativas de Medio Oriente en el Instituto de Paz de EU.

Y no es casual que Venezuela sea la primera parada de Ahmadineyad en su viaje a la región.

A pesar de sus diferencias culturales, las dos naciones han encontrado un terreno común importante: ambos están entre los principales exportadores de crudo del mundo y sus líderes se han convertido en fuertes aliados, unidos por una feroz oposición a lo que ven como imperialismo de Estados Unidos.

El presidente venezolano Hugo Chávez criticó a Estados Unidos diciendo que "las tensiones en el Golfo Pérsico han estado creciendo en las últimas horas debido a las presiones yanquis", informó la cadena estatal VTV.

Venezuela e Irán han firmado más de 270 acuerdos, en temas comerciales, proyectos de construcción, fábricas de automóviles y tractores, e iniciativas y programas de energía. Los vuelos entre Caracas y Teherán comenzaron mientras la relación floreció.

Además de los numerosos acuerdos con Irán bajo su gobierno, el presidente venezolano ha ayudado a la República Islámica a forjar relaciones con otros miembros de la Alianza Bolivariana (ALBA), un bloque regional de varios países que fundó Chávez.

La visita de Ahmadinejad llega en momentos en que esos países continúan los esfuerzos para elaborar acuerdos políticos y de comercio sin la influencia de Washington.

Preocupación en Estados Unidos

Cuando se trata de Irán, el Departamento de Estado de Estados Unidos dice que no hay espacio para nuevos acuerdos.

"Estamos dejando absolutamente claro a los países de todo el mundo que ahora no es el momento de profundizar los lazos de seguridad o económicos con Irán", dijo Nuland este viernes.

Funcionarios de Estados Unidos y otras naciones occidentales han incrementado las sanciones contra Irán en varias ocasiones, a partir de un informe en noviembre de la Agencia Internacional de Energía nuclear, que señaló que el gobierno iraní estaba desarrollando la tecnología necesaria para construir un arma nuclear.

El mes pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció sanciones contra el banco central de Irán.

Varias instituciones venezolanas también han sido objeto de castigos por parte de Estados Unidos por sus relaciones con Irán.

La  petrolera estatal de Venezuela PDVSA enfrentó sanciones de EU el año pasado por los envíos de combustible a Irán. Y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó un banco de propiedad iraní en Caracas, en 2008.

Algunos funcionarios del gobierno de Estados Unidos y analistas de Washington afirman que Irán podría estar utilizando nuevas relaciones comerciales y acuerdos energéticos con países de América Latina como una cobertura para más proyectos ilegales, como entrenar a militantes de Hezbolá y desarrollar armas nucleares.

"Irán y sus aliados bolivarianos (Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador) en Latinoamérica, están sistemáticamente comprometidos con un patrón de comportamiento financiero, ejercicios de reclutamiento y actividades de negocios que no son racionales económicamente y podrían ser demandados por el movimiento y/o la producción (armas masivas de destrucción) y la consecuente negativa de Irán de evitar sanciones internacionales por su programa nuclear", escribió Farah en un reporte para el Departamento de Defensa en mayo de 2011.

Pero los líderes latinoamericanos han insistido en que cualquier asociación con Irán tiene fines pacíficos.

Funcionarios venezolanos refirió a las preocupaciones estadounidenses en una declaración del gobierno donde describía una asociación venezolano-iraní en 2008: bicicletas "atómicas" se construyen en una nueva fábrica nacional.

"Las bicicletas son conocidas como 'atómicas', en un sentido irónico, y como respuesta a los constantes ataques de Estados Unidos a Venezuela por sus intercambios con Irán y la supuesta transferencia de Uranio de nuestro país a la nación islámica" dijo el Ministerio de Información venezolano en un comunicado acompañado de fotografías de Chávez en una de las bicicletas, afuera de la fábrica.

¿Humo y espejos?

La verdad sobre las relaciones entre Irán y sus aliados Latinoamericanos son difíciles de descifrar, dicen analistas, pues a pesar de la gran cantidad acuerdos, la información sobre los proyectos es difícil de conseguir.

"La mitad de ellos se evapora. Simplemente se olvida. No son operativos", dijo Birns, del Consejo de Asuntos Hemisféricos.

Heydemann, del Instituto de Paz de EU, dijo que algunos tratados pueden ser "humo y espejos".

"Usualmente sucede menos de lo que quieren hacer creer. Pero en el caso del crecimiento sustancial de las relaciones... eso no es una ilusión", dijo.

Con tantas preguntas sin responder, funcionarios de Estados Unidos vigilarán este viaje, dijo Johnson, del Centro para los Estudios Estratégicos e Internacionales.

"No es una amenaza existencial para Estados Unidos", dijo, "pero las actividades de Irán (en Latinoamérica) están siendo vigiladas porque podrían desarrollarse, no necesariamente por lo que son hoy. Hay mucho que no sabemos sobre éstas".

Osmary Hernández, en Caracas, y Gustavo González y Arthur Brice, de CNN en Atlanta, contribuyeron con este reporte

Publicidad
Publicidad