Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los presidentes de Irán y Venezuela estrechan su "hermandad" política

Tras llamar a Hugo Chávez su “querido hermano”, el presidente Ahmadinejad dijo que su lucha es contra la pobreza y el imperialismo
lun 09 enero 2012 09:06 PM
Ahmadinejad y chavez de la mano
iran-Mahmoud-Ahmadinejad Ahmadinejad y chavez de la mano

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, se refirió este lunes al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como su “querido hermano” y dijo que espera trabajar con el líder sudamericano en la lucha contra la pobreza y el imperialismo.

Al hablar en la ceremonia de bienvenida en Caracas, afuera del palacio presidencial, Ahmadinejad dijo que su nación tiene intenciones pacíficas. “Nuestra arma es la lógica. Nuestra arma es la cultura. Nuestras armas son los valores humanos”, dijo.

Chávez se comprometió a seguir trabajando con su contraparte iraní para detener la “locura imperial” de Estados Unidos. “Es una amenaza para el mundo la pretensión del imperio yanki de controlar el planeta, algo que es imposible, pero es una amenaza”, aseguró Chávez.

El presidente de Venezuela bromeó sobre la preocupación de Washington por la amistad entre su país e Irán. Dijo que los reportes de los medios estadounidenses sonaban como si Ahmadinejad fuera a lanzar misiles y bombas a la capital de Estados Unidos. “No somos guerreros”, dijo Chávez. “Irán no ha invadido a nadie”.

“En este continente se terminó la hegemonía norteamericana ahora somos libres”, dijo Hugo Chávez junto al presidente iraní, en una conferencia de prensa horas más tarde tras la firma de acuerdos entre ambas naciones.

El presidente Chávez se refirió a la muerte de Moammar Gadhafi. “Observamos con un sentimiento de impotencia el asesinato del líder libio. Para nosotros fue un amigo y un hermano. Murió martirizado, como el mundo lo vio”.

Publicidad

Ahmadinejad agradeció a Chávez por la explicación “clara y bella” para referirse a la actitud que Estados Unidos, a la que calificó de “prepotente”.

“Ellos tienen miedo de nuestro desarrollo y de nuestro avance, No quieren que nuestra economía avance y se erradique la pobreza”, fijo.

No es coincidencia que la primera parada de Ahmadinejad de los cuatro países que visitará en América Latina sea Venezuela. A pesar de las diferencias culturales, Venezuela e Irán han encontrado un campo común: ambos están entre los principales exportadores de petróleo, y sus líderes están unidos por una férrea oposición a lo que llaman el imperialismo estadounidense.

El viaje de esta semana ocurre mientras las sanciones internacionales contra Irán crecen por su programa nuclear. Funcionarios estadounidenses y otras naciones de Occidente han impuesto sanciones en varias ocasiones desde que las Naciones Unidas dio a conocer un reporte en noviembre, según el cual, el gobierno iraní estaba desarrollando tecnología necesaria para construir armas nucleares.

El Organismo Internacional de Energía Atómica confirmó este lunes que el enriquecimiento de uranio comenzó en una planta ubicada en el norte de Irán. Teherán asegura que detrás del programa nuclear solo hay fines médicos. 

Desde Washington, la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que la confirmación de que Irán está enriqueciendo uranio a “niveles inapropiados” es “obviamente un problema”.

El líder iraní llegó a Caracas el domingo y viaja con sus ministros del Extranjero, Energía y Economía, según reportes de IRNA, la agencia oficial de noticias iraní.

Las dos naciones han firmado más de 270 acuerdos, incluidos tratados para hacer negocios en la construcción de proyectos, autos y fábricas de tractores; también han hecho acuerdos sobre iniciativas energéticas y programas bancarios.

Chávez ha ayudado a la república islámica a establecer relaciones con otros miembros de la Alianza Bolivariana de las Américas, un bloque de ocho naciones fundado por Chávez.

Antes de su llegada, los planes de Ahmadinejad para su gira por América Latina llamaron la atención mundial mientras crece la tensión entre las potencias de Occidente e Irán. No todos en Venezuela están contentos con la visita del presidente iraní.

Diego Arria, un político de oposición, describió el viaje como una “provocación” a Estados Unidos y una vergüenza para Venezuela. “Ocurre en el peor momento, cuando Ahmadinejad es visto por la comunidad internacional con gran temor. Está trayendo la amenaza a Estados Unidos más carca de casa”, aseguró.

El presidente iraní visitará Nicaragua, Cuba y Ecuador en su gira de cinco días.

Publicidad
Publicidad