Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Siria atribuye a un acto terrorista la muerte del periodista francés

El gobierno de Al-Assad sostiene que un grupo terrorista mató a Gilles Jacquier; la oposición señala como autores a las fuerzas de seguridad
jue 12 enero 2012 03:08 PM
Gilles Jacquier
Gilles Jacquier Gilles Jacquier

El gobierno de Siria culpó a un "grupo terrorista armado" por el ataque de mortero que este miércoles mató a un reconocido periodista francés y a ocho sirios en la ciudad de Homs, desgarrada por la violencia. 

Gilles Jacquier de la cadena de televisión France 2 murió cuando un proyectil de mortero golpeó la manifestación progobierno a la que asistía como parte de una gira autorizada por el gobierno de Homs, dijo la cadena. Se trata del primer periodista occidental que muere en Siria desde el inicio del levantamiento hace 10 meses.

La agencia estatal de noticias siria (SANA) señaló que “un grupo terrorista armado disparó morteros contra una delegación de medios extranjeros y un conjunto de ciudadanos”. La oposición siria contradice esa versión.

La Comisión General para la Revolución Siria, un grupo opositor, señaló que las fuerzas de seguridad dispararon en dos ocasiones desde un vehículo de infantería contra un grupo de periodistas.

“Los periodistas fueron atacados en una zona militar fuertemente resguardada —habría sido muy difícil que cualquier opositor armado penetrara el área y disparara ese tipo de ataque”, dijo Wissam Tarif, activista del grupo Avaaz.

El Consejo Nacional Sirio indicó que la muerte “es una señal de la transición del régimen sirio de prevenir que la prensa trabajara y cubriera libremente la situación en Siria, a matar periodistas y personal de los medios en un intento para silenciar las fuentes neutrales e independientes de información”.

Publicidad

También llamó a los grupos a favor de la libertad de expresión a que “tomen una urgente y seria acción para apuntar a los crímenes que el régimen sirio ha cometido contra periodistas nacionales y extranjeros”.

Jacquier y su fotógrafo se encontraban en Homs, una ciudad que se ha convertido en el símbolo de la resistencia popular contra el régimen sirio, en un viaje organizado por el gobierno para los periodistas. Los periodistas salieron de la ciudad en un autobús con guardaespaldas del gobierno. Jacquier y su camarógrafo caminaban por una calle con los manifestantes progobierno cuando los atacaron. 

El reclamo de Francia

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Alain Juppe, aseguró este jueves que quiere “toda la verdad” de las autoridades de Siria acerca de la muerte del reportero. Juppe dijo a la televisora France 2 que “una investigación debe establecer el origen de estos eventos, y en particular de dónde salieron los disparos, quién es responsable de esto, de manera que podamos actuar en consecuencia”.

La muerte del periodista ocurre cuando periodistas internacionales y los observadores de la Liga Árabe presencia la violencia en el país, donde el gobierno de Bashar al-Assad ha tratado de aplastar las protestas durante meses.

Siria había prohibido hasta ahora que periodistas extranjeros trabajaran en el país, pero posteriormente permitió que entraran algunos reporteros. “No sabemos nada más acerca de las circunstancias exactas o de dónde vino el fuego”, dijo Juppe.

“Me gustaría honrar la memoria de Gilles Jacquier, quien por lo que sabemos era un gran reportero, y quien empujó su trabajo a favor de la libertad de expresión hasta el límite. Una de las formas de combatir lo que está pasando en Siria es decir la verdad. Y en ese sentido, los medios deben tener acceso a Siria. Es muy arriesgado, como hemos visto, pero creo que el periodismo se acredita a sí mismo tomando esos riesgos para asegurar que la verdad y la libre expresión democrática prevalezcan”, dijo.

Publicidad
Publicidad