Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Autoridad del Puerto, al capitán Schettino: "Vuelva al barco, maldita sea"

La conversación entre la Guardia Costera y el comandante manifiesta que éste abandonó el barco, con miles de personas en peligro
mar 17 enero 2012 11:20 AM
concordia en las costas italianas
crucero-concordia concordia en las costas italianas

Unas grabaciones entre el capitán del Costa Concordia y la Autoridad del Puerto de Liverno, parte de la Guardia Costera, han arrojado luz sobre el naufragio del barco cuando éste golpeó contra rocas el viernes en la noche en las costas del este de Italia.

Un total de 23 personas permanecen desaparecidas tras el accidente , en el que hubo 11 fallecidos, informaron funcionarios italianos el martes. Un juez ordenó este martes el arresto domiciliario para el capitan del crucero Costa Concordia, Francesco Schettinoa, a la espera de una decisión sobre si permanecerá en prisión mientras las autoridades investigan su papel en el encallamiento del barco, informó el abogado del capitán. Podría enfrentar cargos que incluyen homicidio involuntario, naufragio y abandono del barco cuando todavía había pasajeros a bordo, de acuerdo con un fiscal italiano.

A continuación, se reproducen la conversación entre las autoridades y el capitán publicadas por el periódico Corriere della Sera y traducidas por Hada Messia, de CNN.

I

Autoridad del Puerto de Liverno: “Concordia, ¿está todo bien ahí?”

Schetiino: “Todo está bien”.

Publicidad

II

Autoridad del Puerto: “Concordia. ¿Está todo bien?

Schetiino: “Todo está bien. Sólo es una falla técnica”.

Autoridad del Puerto: “¿Cuánta gente hay a bordo?”

Schetiino: “200 o 300".

Autoridad del Puerto: “¿Por qué tan pocos? ¿Está a bordo?

Schettino: “No, no estoy a bordo porque el barco está naufragando.

Autoridad del Puerto: “¿Qué? ¿Abandonó el barco?

Schettino. No, ¿abandonar? Estoy aquí.

III

Autoridad del Puerto: “Debe regresar al barco. Suba por la escalera (de cuerda), vuelva a palestra y coordine el trabajo”.

Schettino no responde.

Autoridad del Puerto: “Debe decirnos cuánta gente hay a bordo, cuántas mujeres, cuántos niños. Tiene que coordinar la operación de rescate. Capitán, es una orden. Ahora yo estoy a cargo, ha abandonado el barco, ahora vuelva y coordine el trabajo. Ya hay cadáveres”.

Schettino: ¿Cuántos?

Autoridad del Puerto: “Usted debería ser el que me lo dijera. ¿Qué quiere hacer? ¿Quiere irse a su casa? Ahora regrese y dígame qué hacer…”.

IV

Autoridad del Puerto: “Atención, De Falco desde Livorno. ¿Habló con el capitán?

Schettino: “Sí”.

Autoridad del Puerto: “Dígame su nombre”.

Schetino: “Soy el capitán Schettino, comandante”.

Autoridad del Puerto: “Escuche Schettino, hay gente atrapada a bordo. Ahora tiene que ir con su bote salvavidas y entrar al barco por el lado derecho, hay una escalera ahí”.

Autoridad del Puerto: “Vaya a bordo del barco y dígame, dígame cuánta gente hay”.

Autoridad del Puerto: ¿“Quedó claro? Estoy grabando esta conversación, capitán Schettino.

Schetiino. “En ese caso comandante, necesito decirle algo”.

Autoridad del Puerto: “Hable en voz alta".

Schettino: “El barco ahora… estoy en frente de él…”

Autoridad del Puerto: “Capitán, hable en voz alta”.

Schettino: “Comandante, en este momento el barco se inclina”.

Autoridad del Puerto: “Entiendo. Escuche. Hay personas que están bajando por la escalera principal. Debe tomar esa escalera en la posición opuesta. Vaya al barco y dígame cuánta gente hay a bordo, y qué tienen. ¿Quedó claro? Dígame si hay niños, mujeres, gente con necesidades especiales. Y dígame cuántos hay de cada categoría...”

Autoridad del Puerto: ¿Está claro?

Autoridad del Puertoy: “Mire, Schettino, puede que esté seguro en el mar, pero me aseguraré de que la pase realmente mal. Me aseguraré de que tenga problemas graves. Vaya a bordo, maldita sea”.

V

Schettino. “Comandante, por favor…”.

Autoridad del Puerto: “Por favor… no. No, vaya a bordo. Asegúreme que está a bordo”.

Schettino: "(Difícil de entender) Estoy aquí con los rescatistas. Estoy aquí. No he ido a ninguna parte. Estoy aquí”.

Autoridad del Puerto: ¿Dónde está capitán?

Schettino: “Estoy aquí coordinando el rescate”.

Autoridad del Puerto: (Habla al mismo tiempo que el capitán) ¿Qué está coordinando ahí? Vaya a bordo y coordine desde ahí. ¿Se está negando?

Schettino: "No, no, no me estoy negando".

Autoridad del Puerto: “¿Se está negando ir a bordo? ¿Por qué no ha ido a bordo?

Schettino: “Ahora voy porque hay otra lancha de motor que se acaba de detener”.

Autoridad del Puerto: “Vaya a bordo. Es una orden. No puede hacer más evaluaciones. Ha dicho que abandonó el barco. Ahora estoy a cargo. Vaya a bordo. ¿Está claro?

Schettino: “Comandante…”

Autoridad del Puerto al mismo tiempo que el capitán: “¿Me está escuchando?”

Schettino habla al mismo tiempo que Autoridad del Puerto: “Ya voy…”

Schettino: “Llámeme inmediatamente cuando esté a bordo. Nuestro oficial de rescate está ahí”.

Schetino: “¿Dónde está su oficial?”

Autoridad del Puerto: “Mi oficial está en ahí, vaya (se puede escuchar al capitán diciendo que sí)… Ya hay cadáveres, Schettino”.

Schettino: ¿Cuántos cadáveres hay?

Autoridad del Puerto: “No sé. Sé de uno. He escuchado de uno. Usted es quien debería decirme cuántos hay, ¡por Dios!”

Schettino: “¿Sabe que aquí está oscuro y que no podemos ver nada?”

Autoridad del Puerto: “¿Y? ¿Se quiere ir a casa, Schettino? ¿Está oscuro y se quiere ir a casa? Suba la escalera y vaya a bordo.

Autoridad del Puerto: “…y dígame qué se puede hacer, cuánta gente hay ahí, qué necesita. Ahora”.

Schettino: “Comandante, estamos con el segundo a cargo”.

Autoridad del Puerto: “Ambos suban. ¿Cuál es su nombre?”

Schettino: “Dimitris Christidis”.

Autoridad del Puerto: “Ustedes son su guardia. Vayan a bordo, ahora”.

Schettino: “Comandante, quiero ir a bordo, es sólo que el otro bote salvavidas, hay otros operadores del rescate… se detuvo y está atascado. Ya llamé a otro operador de rescate”.

Autoridad del Puerto: “Hace una hora que me está diciendo eso. Vaya a bordo. A-b-o-r-d-o (dice la palabra lentamente). Y dígame inmediatamente cuánta gente hay ahí.

Schettino: “Ok”.

Publicidad
Publicidad