Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El capitán del Concordia responsabiliza a la empresa propietaria del barco

Francesco Schettino asegura que los operadores le pidieron acercar el crucero a la costa para complacer a los pasajeros y ganar publicidad
lun 23 enero 2012 07:41 AM
costa concordia italia crucero
costa concordia italia crucero costa concordia italia crucero

Los operadores del Costa Concordia enfrentaron el domingo cuestionamientos sobre su responsabilidad en el desastre, mientras buzos recuperaron otro cuerpo del crucero italiano, elevando a 13 el número de muertos confirmados.

El capitán Francesco Schettino está acusado de acercar demasiado a la costa al crucero de 290 metros de largo para realizar una maniobra conocida como "saludo".

Schettino, ahora acusado de homicidio múltiple y de abandonar la embarcación antes de que se completara la evacuación de los 4,200 pasajeros a bordo, dijo a los fiscales italianos que el operador del crucero, Costa Cruises, le ordenó realizar la maniobra.

Los fiscales dicen que es responsable por el encallamiento que se produjo a unos 150 metros de la isla toscana de Giglio, donde el barco golpeó una saliente de piedras, causando que la nave se volcara.

Ahora el barco está sumergido de lado sobre una cornisa submarina y en peligro de caer en aguas más profundas.

Costa Cruises ha dicho que no estaba al tanto de ninguna aproximación insegura tan cerca de la orilla y suspendió a Schettino, diciendo que él fue el responsable del desastre.

Publicidad

Según transcripciones de su audiencia con investigadores filtradas a diarios italianos, Schettino ha negado esa acusación, diciendo que Costa Cruises había insistido en la maniobra para satisfacer a los pasajeros y atraer publicidad.

"Fue planeado, deberíamos haberlo hecho una semana antes pero no fue posible debido al mal tiempo", dijo Schettino.

Los diarios italianos han publicado también fotografías del Costa Concordia aparentemente realizando el "saludo" cerca de otros puertos, incluyendo Siracusa en Sicilia y la isla de Procida, que está cerca de Nápoles, y la ciudad natal de Schettino, Meta di Sorrento.

En la audiencia, Schettino insistió que él había informado del accidente de inmediato a la casa central de Costa Cruises, y su línea de conducta había sido aprobada por el director de operaciones marinas de la compañía a lo largo de una serie de conversaciones telefónicas.

Sin embargo, Schettino reconoció que no dio la alarma inmediatamente a la guardia costera y retrasó la orden de evacuación.

Sumándose al creciente debate de los estándares de seguridad del barco, Franco Gabrielli —jefe de la Autoridad de Protección Civil italiana que está coordinando las operaciones de rescate— dijo que podría haber habido un número de pasajeros no registrados a bordo.

Los parientes de una mujer húngara desaparecida dijeron a las autoridades que ella estaba en el Costa Concordia con un miembro de la tripulación, pero su nombre no estaba en la lista de pasajeros, acotó.

"En teoría, podría haber un número indeterminado de personas que estaban en el barco y no han sido reportados como desaparecidos porque no estaban registrados", dijo Gabrielli.

Expertos medioambientalistas han advertido que la contaminación de las cristalinas aguas alrededor de Giglio, que está en medio de un parque nacional marino, ya está en marcha, y que es imperativo empezar a recuperar el combustible lo antes posible.

Publicidad
Publicidad