Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El derrumbe de tres edificios en Río de Janeiro se cobra más víctimas

Al menos cuatro muertos y 22 desaparecidos es el saldo del derrumbe de tres edificios adyacentes al Teatro Municipal de Río de Janeiro
jue 26 enero 2012 03:35 PM
Reuters
Derrumbe-Rio-Reuters

Los rescatistas brasileños continúan este jueves la búsqueda de sobrevivientes entre los escombros, horas después de que tres edificios colapsaron en el centro histórico de Río de Janeiro, dijo el alcalde Eduardo Paes a reporteros.

Tras varias versiones sobre las cifras de víctimas, Defensa Civil aseguró este jueves en la tarde que al menos cuatro personas habían fallecido en el derrumbe y otras 22 se encuentran desaparecidas.

Todavía se desconoce el origen de la explosión que provocó el desplome, pero las autoridades manejan la hipótesis de que se pudo deber a un escape de gas o a fallas estructurales.

Sergio Cabral, el gobernador del estado de Río de Janeiro, declaró tres días de duelo en memoria de las víctimas, cuando los rescatistas todavía buscan sobrevivientes entre los escombros. Los edificios comerciales estaban casi desocupados cuando se derrumbaron, este miércoles por la noche; escombros y polvo cubrieron los alrededores.

El accidente ocurre en un momento delicado para la ciudad, que se prepara para organizar la Copa del Mundo del 2014 y los Juegos Olímpicos dos años después.

Los edificios estaban localizados a unos pasos del emblemático Teatro Municipal, donde el presidente Barack Obama dio un discurso el año pasado durante su viaje a Brasil.

Publicidad

Los residentes hablaron con la televisora afiliada de CNN, TV Record, sobre lo que vieron.

"Empecé a escuchar ruidos. Creí que eran disparos. Cuando voltee hacia arriba, miré la parte superior del edificio cayendo", dijo Julio César de Oliveira Brandao, trabajador de mantenimiento.

El fuego se desató luego de que los edificios cayeron, reportó la estatal Agencia Brasil. Toda el área —un centro comercial durante el día y un lugar de bares por la noche— permanecía cerrada este jueves.

Los autos estacionados frente a los edificios quedaron cubiertos de polvo y había un fuerte olor a gas, de acuerdo con funcionarios citados por la Agencia Brasil. El primer piso de uno de los edificios albergaba un banco y una panadería, según la agencia de noticias.

Testigos dijeron a Band TV que los edificios adyacentes oscilaron, como si se tratara de un sismo. Un testigo dijo que vio a personas dentro de los edificios cuando colapsaron.

Jorge Drauss, ingeniero eléctrico, dijo a TV Record que tomaba un jugo en un restaurante cercano cuando vio que pequeñas piedras cayeron desde el techo de uno de los edificios.

"Creía que alguien estaba haciendo una abertura para el aire a condicionado", dijo. "De un momento a otro, el edificio comenzó a caer".

Publicidad
Publicidad