Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los hispanos explican por qué no se identifican con las etiquetas sociales

Los latinos residentes en Estados Unidos prefieren denominarse aludiendo a su país de origen, según un informe del Pew Hispanic Center
mié 04 abril 2012 02:05 PM
hispano depresion ansiedad
hispanic us hispanos estados unidos connacionales hispano depresion ansiedad

El debate público se libra en torno a cómo describir a George Zimmerman, el hombre que admitió disparar a un adolescente desarmado llamado Trayvon Martin. ¿Es hispano o blanco? ¿O ambas cosas? ¿Se debe abordar la cuestión de su identidad en las noticias?

En medio del torbellino generado por la controversia, surge una nueva encuesta sobre por qué la etiqueta de “hispano” no siempre se ajusta a los que intenta describir.

La mayoría de los hispanos o latinos no acepta totalmente esos términos; en su lugar, se identifican con más frecuencia según el país de origen de su familia, según un estudio publicado el miércoles por el Pew Hispanic Center.

El informe emplea indistintamente los términos hispano y latino, pero el término latino con frecuencia lo prefieren más personas, ya que es más incluyente, dijo Allert Brown-Gort, director asociado del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame. El término latino comprende a todos los latinos de América Latina, mientras que el de hispano –descendiente de un lugar o cultura en la que se habla español- no.

Han pasado ya casi cuatro décadas desde que surgieron los términos hispano y latino en el lenguaje cultural estadounidense. El gobierno federal exigió emplearlos para clasificar a los estadounidenses cuyas raíces se encuentran en los países que hablan español.

Pero la encuesta de Pew encontró que sólo el 24% de los hispanos prefieren una etiqueta que habla de una gran etnia, como lo hacen los términos hispano o latino. La mayoría –51%- dijo utilizar la identidad nacional.

Publicidad

"No me considero hispana"

Carmen George, propietaria de un negocio en Marietta, Georgia, quien emigró de México hace 26 años, acepta el uso de la palabra “hispano”, pero no le gusta. “No me considero hispana”, dijo, y explicó que el término no existe donde ella nació.

“En México, no hay hispanos. En República Dominicana, no hay hispanos. En Chile, no hay hispanos. En México, hay mexicanos; En República Dominicana, hay dominicanos; y en Chile, hay chilenos”, dijo.

George está entre el 51% de los latinos que, cuando rellenan los formularios oficiales que preguntan la raza, responden “otra”. Ha vivido casi la misma cantidad de tiempo en México y Estados Unidos, y siente una fuerte lealtad por los dos países, dijo.

La encuesta del Pew halló que el 95% de los hispanos consideraban muy importante o algo importante que las futuras generaciones hablen español.

El negocio de George, una librería de textos en español llamada De Colors, ofrece clases de español para todas las edades, aunque ella tiene una razón diferente para defender el habla del español. Es profesora de español debido a los beneficios intelectuales que conlleva hablar dos idiomas más que por una cuestión con fines culturales, dijo.

De los 1,220 adultos latinos encuestados en todos los 50 estados de EU y Washington D.C., el 82% dijo que hablaba español. La lengua española era una de sus conexiones compartidas más fuertes. Por otro lado, la cultura no lo era.

En una proporción de más de dos a uno (69% contra 29%), los encuestados dijeron que los latinos que están en Estados Unidos poseen culturas muy diferentes, en vez de tener una cultura común.

“Me llevó 10 años comprender que era hispano”, dijo Brown-Gort, quien creció en México y no entendía la categorización empleada por EU. “La realidad es que como seres humanos tenemos múltiples identidades”, dijo.

A veces Brown-Gort se identifica como latino. Otras veces, este hombre nacido en México y que ha vivido en Indiana durante 13 años, dice que es un hoosier (habitante de ese estado). Cuando viaja al extranjero, podría llamarse estadounidense.

La Oficina del Censo de EU implantó la pregunta sobre un origen hispano en 1970. Desde entonces se ha hecho la pregunta en sus distintas versiones, y las respuestas se basan en cómo se concibe a sí mismo el individuo.

¿Y estadounidense?

El último censo, en 2010, registró como hispanos a 50 millones de un total de 300 millones de estadounidenses. Los mexicanos son el grupo más numeroso, con casi 21 millones de personas, seguido por los puertorriqueños, con casi cinco millones y los cubanos, con más de un millón.

Aproximadamente la mitad de los de los encuestados por Pew se consideraban como muy distintos del estadounidense típico. Sólo el 21% dijo emplear con frecuencia el término estadounidense para describir su identidad.

Los hispanos nacidos en EU expresaron un sentido de afinidad más fuerte con otros estadounidenses que con los inmigrantes hispanos, un rasgo que quizá sea cierto en todos los grupos étnicos.

Los temas de la identidad son más sobresalientes en las regiones cercanas a la frontera México-Estados Unidos, lugar en el que se mezclan dos culturas, idiomas y costumbres.

En la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, es más probable que un peatón o un despachador de una cadena comercial salude a un desconocido en español que en inglés. Los habitantes de la zona fronteriza no son ambiguos cuando se trata de la forma en que se identifican a sí mismos, dijo Xóchitl Mora, habitante de Laredo que trabaja para la ciudad.

Ella no creció en Laredo y prefiere identificarse como mexicoestadounidense “pero la mayoría por aquí dicen ser solamente mexicanos. Aquí es diferente, porque la gente totalmente se identifica con sus raíces mexicanas”, dijo. Pero la mayoría también se siente muy orgulloso de ser estadounidense. 

La ciudad alberga una de las celebraciones más grandes y festivas en el país por el nacimiento de Washington. “Es una dinámica muy interesante, porque aquí la gente casi tiene dos psiques: su mitad mexicana y su media estadounidense”, dijo Mora.

En cuanto a la identidad de Zimmerman , muchos estadounidenses dijeron que se sacó a colación la cuestión de su raza simplemente para enmarcar la historia del tiroteo de Trayvon Martin en términos raciales. La madre de Zimmerman es peruana, y él se identifica como hispano, lo cual no dice algo exacto sobre la raza de una persona, aunque al principio fue etiquetado como hispano blanco por parte de algunos medios de comunicación, entre ellos CNN.

La mayoría de los hispanos en la encuesta del Pew no ven que encajen dentro de las categorías raciales comúnmente utilizadas por la Oficina del Censo de EU. Más de la mitad de los latinos –51%- se identificaron como “alguna otra raza” o voluntariamente como “hispano/latino”. Otro 36% dijo ser de raza blanca, y el 3% dijo ser negro.

“Durante casi un cuarto de siglo he escrito acerca de las espinosas cuestiones de la raza y la etnicidad, y rara vez escucho este término”, escribió en CNN.com el columnista Rubén Navarrete Jr. acerca las referencias a Zimmerman como blanco hispano. “Puede que fuera de esperarse, dado que no hay raza hispana y los hispanos son de todos los colores”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad