Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La posible nacionalización de una petrolera enfrenta a España y Argentina

El gobierno español amenaza con tomar medidas diplomáticas ante cualquier agresión contra Repsol YPF por parte de Cristina Fernández
vie 13 abril 2012 07:55 PM
repsol_argentina
repsol_argentina repsol_argentina

La amenaza de Argentina de nacionalizar la petrolera YPF, filial de la española Repsol, ha generado un conflicto diplomático con el gobierno de España, que advirtió este viernes que en caso de llevarse a cabo tomaría medidas oportunas para defender sus intereses.

“Cualquier agresión contra Repsol, violando los principios de seguridad jurídica, será considerada como una agresión contra el gobierno español, que tomará las medidas que considere oportunas”, para lo que Madrid ya está recabando “el apoyo de sus socios y aliados”, dijo el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tras recibir durante 45 minutos al embajador argentino en Madrid, Carlo Antonio Bettini.

Ni el ministro ni la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría especificaron la respuesta. "Las medidas no se anuncian, se adoptan", dijo Sáenz de Santamaría, que aseguró que la nacionalización no solo afectaría a los intereses de España sino que sería motivo "de preocupación para toda la comunidad internacional". 

La número dos del Ejecutivo de Mariano Rajoy afirmó en una conferencia de prensa que no le constan que el Gobierno argentino haya adoptado una decisión sobre la nacionalización de YPF, controlada en un 57.4% por Repsol.

García-Margallo agregó que España busca en este asunto el apoyo de sus socios de la Unión Europea y de otros países aliados. El ministro se ha dirigido a Estados Unidos, a la canciller mexicana Patricia Espinosa, por presidir el Grupo de los 20 (G20), y aseguró que se enviará una carta a Colombia para que el asunto forme parte de la agenda de la VI Cumbre de las Américas, que se celebra este fin de semana en Cartagena de Indias. 

Aunque el ejecutivo español ha elevó su tono en el conflicto, el ministro aseguró que espera que sea posible "encontrar el diálogo y la negociación para una salida satisfactoria de todas las partes”. El jefe de la diplomacia española abogó evitar "el peor de los escenarios", que supondría la ruptura de relaciones con un país como Argentina, unido a España tradicionalmente por relaciones fraternales. Miles de españoles partieron a Argentina por el franquismo.  

Publicidad

La Comisión Europea mostró este viernes su respaldo a España frente a los planes de Argentina en torno a la petrolera YPF. "Nos ponemos del lado de España en esta situación", declaró el portavoz europeo Olivier Bailly durante una rueda de prensa en la que dijo que Bruselas espera que las autoridades argentinas "garanticen el respeto de sus compromisos internacionales sobre la protección de las inversiones extranjeras en su territorio". 

Los medios argentinos han sido la plataforma para difundir la amenaza del gobierno de Cristina Fernández con un proyecto de ley para tomar el control de YPF, en el que se declara de utilidad pública y contempla la expropiación el 50.01% de las acciones. Mientras la Casa Rosada demora el anuncio con su decisión final y ha eludido las advertencias de Madrid y Bruselas. 

La única declaración sobre el asunto publicada este viernes en la página de internet del gobierno argentino es un comentario del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, que no menciona a la petrolera, pero insiste en que el objetivo es "lograr el autoabastecimiento de petróleo". 

Según el ministro, en la reunión que mantuvo anoche Fernández con los gobernadores de las provincias petroleras "analizamos cada una de las concesiones", y cuando las empresas no cumplen con sus contratos "se revierten las áreas, como ocurrió hasta ahora".

Analistas consultados no dudan de que el gobierno argentino aspira a tomar el control de la petrolera, pero admiten que hay varias vías para lograrlo, desde la negociación con los accionistas hasta la tramitación parlamentaria de una ley que declare la empresa de interés público.

La petrolera YPF, filial de Repsol, se privatizó en 1999 durante el gobierno de Carlos Saúl Menem y se convirtió en una de las grandes compañías petroleras del mundo. Los políticos argentinos buscan recuperarla porque argumentan que no beneficia al país desde la privatización. 

Los analistas contemplan la necesidad de energía de Argentina para respaldar su crecimiento económico y consideran que Repsol no ha realizado inversiones en YPF. En caso de que Repsol perdiera YPF, se vería amenazada el 60% de su producción y un 20% de sus activos. 

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad