Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Perú despliega 1,500 fuerzas en la búsqueda de trabajadores secuestrados

Presuntos rebeldes de Sendero Luminoso han exigido 10 millones de dólares de rescate, dice un funcionario
vie 13 abril 2012 06:02 AM
peru ejercito sendero luminoso
peru ejercito sendero luminoso peru ejercito sendero luminoso

Las autoridades peruanas han desplegado 1,500 soldados y policías para buscar a decenas de trabajadores de gas tomados como rehenes por los rebeldes en el sur del Perú esta semana.

Un capitán de la policía murió y dos personas resultaron heridas durante la operación de búsqueda este jueves, cuando rebeldes de Sendero Luminoso abrieron fuego contra un helicóptero militar, dijo en un comunicado el ombudsman del gobierno peruano.

Los rebeldes maoístas han pedido 10 millones de dólares en rescate por los rehenes, dijo el defensor del pueblo, además de explosivos y armas.

Pero los funcionarios han dicho que no negociarán con terroristas y buscar a los secuestrados será su prioridad informó la agencia estatal Andina.

"Rechazamos enérgicamente cualquier fuerza o acción que amenace la vida o la salud de los trabajadores rehenes por los delincuentes terroristas, y exigimos la liberación rápida de estas personas sin ningún tipo de condiciones", dijo en un comunicado Eduardo Vega, ombudsman del Perú. Los atacantes enmascarados secuestraron a unos 40 trabajadores en la ciudad de Kepashiato la madrugada de este lunes, dijo Andina.

Algunos de los rehenes eran empleados de la constructora internacional Skanska, de acuerdo a la agencia Andina. El portavoz de la compañía no pudo ser contactado inmediatamente para hacer comentarios.

Publicidad

El secuestro se produce después de los recientes anuncios de las autoridades que habían desmantelado de manera significativa y derrotado al grupo rebelde.

En su apogeo, Sendero Luminoso sembró el terror en el país a través de una campaña de bombardeos selectivos en edificios como torres de alta tensión. A lo largo de los años 1980 y 1990, el gobierno se enfrentó en una campaña que redujo en gran medida la capacidad del grupo terrorista.

Después de que las autoridades peruanas capturaron a un líder del grupo en febrero , el presidente Ollanta Humala dijo que el grupo "ya no era una amenaza para el país".

"Estos son restos armados con una capacidad limitada para causar daño. Hoy en día este líder y todos los principales líderes han sido capturados", dijo a TVPeru en el momento.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad