Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los familiares de las víctimas de Lockerbie, entre el alivio y la ira

La muerte del único condenado por el atentado terrorista de 1988 en Escocia alivia a algunos de los familiares afectados
dom 20 mayo 2012 05:17 PM
al megrahi
al megrahi al megrahi

El alivio expresado el domingo por los familiares de algunas de las 270 víctimas del vuelo 103 de Pan Am, ante la muerte del terrorista Abdelbeset Ali Mohmed al, fue atenuado por la aún perceptible ira producida por su salida de la cárcel hace más de dos años.

“Bien. Merecía morir”, dijo Susan Cohen, de Cape May Court House, Nueva Jersey, cuya hija, Theodora, murió en la explosión del avión sobre Lockerbie, Escocia, en diciembre 1988. “Era un asesino de masas. No siento ninguna lástima por él. Debía morir con su familia alrededor. Mi hija, a la edad de 20 años, murió de manera brutal, horrible”.

Al Megrahi fue la única persona sentenciada en relación con el atentado . En agosto del 2009, fue puesto en libertad de una cárcel escocesa después de que se le diagnosticara cáncer terminal de próstata y con un pronóstico de pocos meses de vida. Fue enviado a casa, en Libia, bajo argumentos “compasivos”, y fue recibido como héroe en el aeropuerto.

“Creo que Megrahi ejemplificó el clásico caso de que sin importar lo atroz que sea el delito, la justicia se puede comprar”, dijo Victoria Cummock, de Miami, quien perdió a su marido John en el atentado y se desempeña como copresidenta del grupo de Familias de Pan Am 103.

“Su muerte es un alivio”, dijo Cummock. “Finalmente Megrahi será juzgado por la más alta de las autoridades, nuestro creador, su creador”.

Barbara Zwynenburg, de West Nyack, Nueva York, y cuyo hijo de 29 años, Mark, murió a bordo del avión aseguró que “ya era hora". "Me alegro de que esté muerto", dijo. Sin embargo, calificó el acuerdo que dio lugar a la liberación de Al Megrahi como “vergonzoso”.

Publicidad

Se suponía que estaba enfermo y al parecer a punto de morir ”, dijo Zwynenburg. “Se fue a casa con su familia, y nuestro hijo nunca volvió”.

Cuando pusieron en libertad a Al Megrahi, Saif al Islam Gadhafi, hijo del entonces líder libio Moammar Gadhafi, dijo al canal libio Al Mutawassit que “ en todos los contratos comerciales de petróleo y gas con Gran Bretaña , (Al Megrahi) siempre estuvo en la mesa de negociación”, y agregó que el entonces primer Ministro británico, Tony Blair, sacaba el caso de Al Megrahi cada vez que visitaba Libia.

Blair dijo que mientras que Libia tenía a Al Megrahi, ningún arreglo se hizo para su liberación cuando él se encontraba en el poder. Las autoridades británicas rechazaron que la liberación de Al Megrahi estuviera vinculado a negocios británicos con Libia. Sin embargo, los familiares de las víctimas no lo creen así.

“Eso fue un repugnante acuerdo en el que estuvo involucrado el petróleo y dinero”, dijo Cohen. “Todos nosotros hemos sido peones en esto”, dijo.

Libia accedió en el 2003 a pagar 2,700 millones de dólares en compensación a las familias de las víctimas del ataque, aunque Gadhafi siempre se mantuvo cauteloso acerca de admitir la participación oficial de Libia en el atentado

Gadhafi murió en octubre  tras meses de disturbios en Libia.

“La muerte de Gadhafi me trajo una gran cantidad de, la palabra es, placer”, dijo Cohen. “Estaba feliz cuando murió porque él era el villano principal de este asunto”. Megrahi fue “enviado a hacer el trabajo”, dijo.

Toda la verdad sobre el atentado pudo haber muerto junto con Al Megrahi, quien nunca reveló detalles. Si Megrahi no hubiese sido puesto en libertad, dijo Cohen, podría haber hablado cuando cayó el régimen de Gadhafi.

Sin embargo, Cohen dijo que cree que otros en Libia puede que también hayan sido cómplices en el atentado, y que Estados Unidos  y las autoridades británicas deben ingresar al país y realizar las investigaciones en un esfuerzo por encontrarlos.

“No era la única persona que recibía órdenes”, dijo Cohen. “De verdad necesitamos saber cómo se hacen estas cosas tan espantosas y quiénes están involucradas en ellas . La clave es, ¿hacia dónde vamos?”

Cummock dijo que anteriormente se reunió con Blair, quien le dijo que las autoridades escocesas fueron los que liberaron a Al Megrahi. Y ella dijo en el otoño se reunió con Mustafa Abdul Jalil, presidente del Consejo Nacional de Transición de Libia, quien ha dicho que cuenta con las pruebas de que Gadhafi ordenó el atentado.

Después de que el año pasado cayó el régimen de Gadhafi, funcionarios estadounidenses reiteraron su solicitud para encarcelar a Al Megrahi.

“Una vez que haya un gobierno, vamos a renovar nuestros llamados para que Megrahi, quien primeramente nunca debió haber sido liberado, regrese  a cumplir el resto de su sentencia”, dijo en octubre la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

No obstante, Cummock dijo, “no creo que el gobierno de EU o el gobierno del Reino Unido tengan la voluntad de descubrir la verdad acerca de por qué fue atacado el Pan Am 103 y detener así a la gente involucrada en los hechos. Hemos visto (casi) 24 años de darle vuelta a la página”.

“Hace mucho que era necesario”, dijo Zwynenburg de la muerte de Al Megrahi. “Han pasado 23 años ahora, pero nunca se supera la pérdida de un hijo”.

Miguel Susana, de CNN, contribuyó a este reporte.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad