Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Liga Árabe evalúa usar la fuerza para detener la violencia en Siria

El titular de la Liga Árabe, Nabil el-Araby, instó a los cancilleres del grupo a formular un plan que acelere la pacificación en Siria
sáb 02 junio 2012 06:47 PM
AFP
Violencia-Siria-AFP AFP

Como fundadores de la iniciativa de paz respaldada por la ONU para Siria, líderes árabes subrayaron este sábado la necesidad de que se tomen medidas más firmes para poner fin a la violencia en ese país.

El primer ministro de Qatar, el jeque Hamad bin Jassim bin Jabor Al Thani, dijo que la iniciativa de paz del enviado especial Kofi Annan debe ser reconsiderada bajo el Capítulo VII de la Carta de la ONU, informó la agencia de noticias de Qatar. Tal medida permitiría que el Consejo de Seguridad a tomar medidas que pueden incluir el uso de la fuerza militar.

El jeque habló antes de la reunión de ministros árabes de relaciones exteriores de la Liga Árabe que se efectuó en Doha. El encuentro se da una semana después de que  una masacre en la ciudad de Houla provocó indignación  en todo el mundo, y donde se discutieron las vías para que el conflicto sirio no derive en una guerra civil.

El enviado de las Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan, dijo a los ministros que su propuesta de alto al fuego del 12 de abril, que consta de un plan de paz de seis puntos, hasta el momento ha fracasado en afianzarse.

Al-Thani dijo que el régimen del presidente Bachar al Assad no ha cumplido la primera parte del plan, en una aparente referencia al cese del fuego, y ha hecho caso omiso del resto de la iniciativa.

"No podemos aceptar que la situación siga como está, mientras que la tarea de Kofi Annan continúa", dijo, de acuerdo a la agencia de noticias. "Nosotros, en la Liga Árabe, estamos dispuestos a asumir nuestra responsabilidad en la búsqueda de soluciones a través de una transición pacífica en Siria, si no hay seriedad por el régimen''.

Publicidad

Burhan Ghalioun, presidente saliente del opositor Consejo Nacional Sirio, dijo que el régimen no quiere una "solución política" a pesar de las bases sentadas por Annan y la Liga Árabe en los últimos meses.

"El régimen todavía tiene sueños de restaurar su puño de hierro en todo el país para tratar con la oposición, y todo el pueblo sirio, como terroristas y forajidos", dijo Ghalioun.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil el-Araby, dijo que "pasos más audaces son necesarios" en Siria. “Deberíamos contar con una línea de tiempo para el plan de paz… es un imperativo”, dijo el-Araby. “La comunidad internacional debe tomar medidas inmediatas tras  la masacre en Houla  y tomar todas las medidas necesarias con el fin de proteger a los civiles sirios”.

La crisis en Siria comenzó hace casi 15 meses, cuando el año pasado una desmedida represión del gobierno contra los manifestantes se salió de control y desencadenó un levantamiento nacional contra el gobierno.

Durante meses, Naciones Unidas ha dicho que más de 9,000 personas han muerto en Siria. Sin embargo, el número de víctimas calculadas por los grupos de la oposición van desde 12,000 hasta más de 14,000. Decenas de miles han sido desplazados.

Los Comités Locales de Coordinación de la oposición de Siria dijeron que al menos 27 personas murieron este sábado.

En la frontera, en la ciudad libanesa de Trípoli, los combates entre hombres armados a favor y en contra del régimen sirio dejaron el sábado un saldo de seis muertos y 30 heridos, dijeron las fuerzas de seguridad de Líbano.

La violencia sectaria en Trípoli refleja las tensiones que se viven en Siria entre los sunitas, quienes constituyen la mayoría de la oposición siria, y los alauitas, que son dominantes en el gobierno del presidente Al Assad.

En sus declaraciones, Annan hizo referencia a este tipo de tensiones en los países vecinos y dijo que muchos civiles han huido por la frontera para escapar de la violencia.

Le dijo al grupo que la crisis se encuentra “en un punto de inflexión” y que “el fantasma de una guerra civil sin cuartel con una inquietante dimensión sectaria crece todos los días”.

El gobierno tiene la principal responsabilidad de detener la violencia, dijo Annan. A los cancilleres les dijo que hace poco instó a Al Assad “a cambiar radicalmente su postura militar”.

Dijo que sigue la misión de la ONU para observar el cumplimiento del cese al fuego y su plan de seis puntos, a pesar de que la iniciativa no se está implementando. Hay 291 observadores militares de la ONU y más de 90 civiles.

“No es tarea de los observadores el detener la violencia, esa es de los protagonistas. Pero si tienen la voluntad de detener los combates, los observadores pueden ayudarlos a poner en marcha los compromisos que hicieron entre sí y con la comunidad internacional. Esto promovería la paz y la estabilidad y las condiciones para un proceso político”, dijo.

Annan también criticó a Siria por bloquear la entrada al país de su reemplazo, Nasser al-Kidwa, designado como tal por Naciones Unidas y la Liga Árabe.

El régimen hace poco tomó la decisión debido a que Siria dice que solo reconoce a Annan como representante de la ONU y que no quiere relacionarse con la Liga Árabe.

La liga ha suspendido la membresía de Siria debido a la violencia. Ahora, el régimen hace alusión a la liga como hostil a su poder y dice que algunos de los miembros del grupo ayudan a las fuerzas contrarias al gobierno.

Annan dijo que la medida de bloquear a Al Kidwa “no es aceptable ni sensata”. “Mi mandato es claro. Soy el enviado conjunto de la Liga Árabe y la ONU. La Liga Árabe debe ser parte de cualquier futura resolución en Siria”, dijo.

Annan dijo que planea informar el jueves a la Asamblea General de Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad sobre la crisis.

En cuanto a Houla, Annan calificó los hechos como un “crimen atroz”, pero dijo que es una de las “muchas atrocidades” en Siria.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU autorizó el viernes a la Comisión Internacional Independiente de la ONU de Investigación sobre Siria –la cual ha emitido informes actuales sobre la violencia en el país- para llevar a cabo una sólida investigación sobre la masacre de la semana pasada, la cual causó 108 muertes, entre ellas las de  49 niños.

Activistas de la oposición y habitantes del lugar han dicho que las fuerzas a favor del régimen fueron casa por casa, poniendo en filas a los residentes y disparando en su contra.

El representante de Siria en el Consejo de Derechos Humanos, Faisal al-Hamwi, dijo que cree que los “terroristas” están vinculados a grupos “cuyo principal motivo fue encender la sedición sectaria en una región con un tejido multisocial de la comunidad”, informó la estatal Agencia de Noticias Siria Árabe.

Las tensiones sectarias han sido grandes en Houla, la cual es mayoritariamente sunita y está rodeado de poblados alauitas y chiitas

CNN no puede confirmar por su cuenta el número de muertos o los informes de violencia en Siria debido a que el gobierno limita el acceso de los periodistas extranjeros al país.

Holly Yan, Saad Abedine, Ivan Watson, Nada Husseini y Elizabeth Joseph contribuyeron con este reporte

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad