Publicidad
Publicidad

El acuerdo para inmigrantes de Obama genera alegría y escepticismo en EU

Mientras que inmigrantes y defensores de indocumentados aplauden la decisión, los republicanos lanzan críticas al presidente Barack Obama

José Luis Zelaya derramó lágrimas de alegría la mañana de este viernes. “Es de locura”, dijo el estudiante graduado de la Universidad A&M de Texas. “He trabajado en esto durante seis años. Esto es simplemente abrumador”.

Zelaya recibió paralizado la noticia de que el gobierno de Barack Obama detendrá la deportación de inmigrantes indocumentados que entraron en ese país cuando eran niños y que cumplen con ciertos requisitos, como estar estudiando y ser menor de 30 años.

El joven cuenta que llegó a Estados Unidos ilegalmente desde Honduras a los 14 años para encontrar a su madre, que ya estaba en el país. Sin este cambio en la política estadounidense anunciado este viernes, Zelaya no podría conseguir un trabajo para costearse una maestría en Educación. El joven de 25 años tiene la esperanza de obtener un doctorado e impartir clases en una escuela secundaria.

Tampoco podía considerar las ofertas de trabajo que se le presentaran. Ahora, la incertidumbre que sentía después de su graduación parece que ha desaparecido. "Tal vez voy a ser capaz de trabajar sin tener miedo de que alguien me pueda deportar", dijo. "No hay más temor".

Publicidad

La noticia del cambio corrió por todo el país, impulsando las esperanzas de los inmigrantes y defensores de indocumentados que han hecho campaña por cambios como este desde hace más de una década.

"Definitivamente, estoy sin palabras", dijo Pedro Ramírez, un recién graduado de la Universidad Estatal de Fresno, que cuando era presidente del cuerpo estudiantil admitió que estaba ilegalmente en el país.

"Nos da la oportunidad de mostrar al pueblo estadounidense que no estamos aquí para utilizar el dinero de sus impuestos, no estamos aquí para tomar sus puestos de trabajo, estamos aquí para contribuir". Pero no todo el mundo ve el cambio con tanto entusiasmo.

"Este es un clásico movimiento al estilo Barack Obama de elegir la política por su liderazgo", dijo el senador Lindsey Graham, republicano de Carolina del Sur, a través de su Twitter. "Esta decisión evita tener que negociar con el Congreso y el pueblo estadounidense en lugar de arreglar un sistema de inmigración roto", dijo en un mensaje.

Publicidad

El representante Lamar Smith, republicano por Texas, aseguró que la decisión será una invitación al fraude y un daño para los estadounidenses desempleados. "La decisión del presidente Obama de conceder una amnistía a potencialmente millones de inmigrantes ilegales es una violación de la fe del pueblo estadounidense", dijo Smith, presidente del Comité judicial de la Cámara baja.

Bajo los nuevos lineamientos, quienes entraron en el país ilegalmente antes de cumplir 16 años, no tengan antecedentes penales y cubran otros requisitos serán candidatos a recibir una prórroga de dos años y podrán solicitar un permiso de trabajo.

"Es un paso en la dirección correcta", dijo Ramírez, aunque él lo definió como un "trato que ayuda mucho. No es la solución, es una solución temporal. Pero implementa parte de los puntos clave de coordinación del DREAM Act".

La Ley de Desarrollo, Alivio y Educación de Menores Extranjeros (que en inglés usa el acrónimo DREAM Act por Development, Relief and Education for Alien Minors Act) sería una vía para los inmigrantes que entraron ilegalmente en Estados Unidos para obtener la ciudadanía.

Publicidad

Podría beneficiar a los niños menores de 16 años que han vivido en Estados Unidos por lo menos durante cinco años, que obtuvieron un diploma en preparatoria o de educación técnica, y ha demostrado un "buen carácter moral", según informó la Casa Blanca. Sin embargo, los esfuerzos para aprobar el DREAM Act en el Congreso han fracasado.

Laura Vázquez, vocera del Consejo Nacional de La Raza, consideró que la administración de Obama está dentro de su autoridad para hacer cumplir el cambio anunciado este viernes.

"Este es un uso legítimo de las herramientas que la administración tiene para concentrar sus recursos de control migratorio", dijo. "A la luz de la inacción del Congreso sobre la reforma migratoria, este es el paso correcto para la administración en este momento".

Nick Valencia contribuyó con este reporte.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad