Publicidad
Publicidad

EU suspende la deportación de jóvenes inmigrantes ilegales

Deberán cumplir requisitos como haber estado por cinco años en el país, estar estudiando y ser menores de 30

Nota del editor: ¿Te afecta esta reforma? Cuéntanos tu historia en iReport a través del correo ireport@expansion.com.mx. 

(CNNMéxico) — A poco menos de cinco meses de que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el gobierno del presidente Barack Obama anunció este viernes que dejará de deportar a jóvenes que emigraron de forma ilegal a ese país cuando eran niños.

Estos jóvenes "no representan un riesgo para la seguridad de la nación o pública", explicó el Departamento de Seguridad Nacional a través de un comunicado.

"Las leyes de inmigración de nuestra nación deben aplicarse de manera firme y sensata", dijo la secretaria de Seguridad, Janet Napolitano, en el comunicado.

Publicidad

En una conferencia de prensa posterior, en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama dijo que "no tiene sentido expulsar a jóvenes talentos que son estadounidenses en todo sentido, que han sido criados como estadounidenses".

"Mientras sea presidente no voy a abandonar este tema, no solo porque es lo mejor para la economía y la seguridad sino porque también es lo mejor, punto", añadió.

La medida entra en vigor de inmediato. Se analizará caso por caso y aplicará para los jóvenes que cumplan con ciertos requisitos, como haber llegado a Estados Unidos antes de los 16 años, tener menos de 30, haber residido en el país al menos durante los cinco años pasados y estar ahí en el momento de darse a conocer la decisión del gobierno.

También deben estar cursando la escuela, haberse graduado o ser veteranos de la Guardia Costera o de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, así como no haber cometido delitos, según la dependencia. 

Publicidad

Dentro de 60 días podrán solicitar un permiso especial para no ser deportados por dos años, sujeto a renovación, y serán elegibles para obtener un permiso de trabajo. Los jóvenes deberán presentar documentos que confirmen que cumplen con los requisitos exigidos.

La decisión fue tomada considerando que los jóvenes son personas productivas que serían enviados a países donde nunca han vivido y cuyo idioma posiblemente no hablen, según el Departamento de Seguridad.

El gobierno de Estados Unidos seguirá enfocándose en deportar a los individuos que representen un riesgo para la seguridad del país, como criminales violentos, delincuentes reincidentes y quienes reincidan en violar las leyes de inmigración, de acuerdo con el Departamento de Seguridad.

En abril pasado, el Congreso de EU  evitó la aprobación del DREAM Act , una iniciativa que permitía legalizar a inmigrantes jóvenes que han estado en el país por más de cinco años si estudian la educación superior y se unen al Ejército. Cerca de dos millones de estudiantes se iban a ver beneficiados con esta iniciativa.

Publicidad

Obama recordó que ni las leyes ni la situación de los migrantes han cambiado, por lo que llamó al Congreso a trabajar en esto y apoyar sus medidas. Reprochó a los republicanos por detener la aprobación del DREAM Act, y aseguró que si esta legislación es aprobada él la promulgará de inmediato.

El cambio en la política anunciado este viernes causó reacciones por parte de líderes latinos, quienes han criticado al Congreso y la Casa Blanca por su inacción, mientras que los republicanos se mostraron indignados.

La senadora republicana Lindsey Graham, de Carolina del Sur, escribió en su cuenta de Twitter que la decisión "evita lidiar con el Congreso y los estadounidenses en lugar de arreglar el descompuesto sistema de inmigración de una vez por todas".

El presidente del Comité Judicial del Congreso, el republicano Lamar Smith, se expresó en contra de la decisión: "Muchos inmigrantes ilegales dirán falsamente que llegaron siendo niños y el gobierno no tiene manera de comprobar si eso que dicen es cierto", aseguró a través de un comunicado.

Publicidad

El senador demócrata Dick Durbin, de Illinois, quien apoyó el DREAM Act, dio la bienvenida al anuncio y dijo que "dará a los jóvenes inmigrantes una oportunidad de salir de las sombras y ser parte del único país al que han llamado hogar".

"Estos jóvenes no tomaron la decisión de venir al país y Estados Unidos no suele castigar a los hijos por las acciones de sus padre", añadió en un comunicado.

 Quienes se beneficiarán se mostraron aliviados. Pedro Ramírez, un estudiante que ha hecho activismo a favor de esta medida, dijo que estaba "definitivamente sin palabras".

Luego agregó: "Son grandes noticias".

Publicidad

Para José Luis Zelaya, quien llegó a Estados Unidos de forma ilegal desde Honduras a los 14 años para encontrase con su madre, la nueva política significa que tal vez podrá trabajar sin miedo a ser deportado. "Ya no hay más miedo", dijo.

Se espera que la nueva medida tenga un impacto en 800,000 individuos, dijo una fuente oficial a CNN.

La Encuesta de Conexión del Congreso, la más reciente sobre inmigración elaborada en mayo pasado, reveló que 49% de los estadounidenses está a favor de que a los jóvenes inmigrantes ilegales se les permita convertirse en ciudadanos; 35% está de acuerdo con que se les permita estar en el país pero sin garantizarles la ciudadanía, y 10% considera que deben ser deportados. 

Publicidad

Entre los demócratas, 58% se mostraron a favor de que a estos jóvenes se conviertan en ciudadanos; entre los republicanos el porcentaje de personas de acuerdo con esta opción fue menor: 39%.

Cuando se les preguntó a los encuestados qué debería hacer Estados Unidos con los inmigrantes ilegales, 52% respondió que todos deben ser deportados y se debe evitar que lleguen más, mientras que 42% dijo que se les debe permitir permanecer en el país y convertirse en residentes legales. El margen de error de la encuesta es de +- 3.5%.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad