Publicidad
Publicidad

Fidel Castro sorprende al reflexionar en un formato similar a Twitter

El expresidente escribe mensajes diversos y escuetos, como si fueran para esa red social, en el sitio de internet de ‘Cubadebate’
fidel castro durante el VI congreso del Partido Comunista de Cuba
fidel-castro fidel castro durante el VI congreso del Partido Comunista de Cuba

Enigmáticos FC, elogios a Eric Honecker, reproches a Deng Xiaoping o propuestas para el Comité Olímpico cubano en escuetos mensajes: Fidel Castro sorprendió esta semana a propios y extraños con el nuevo estilo de sus Reflexiones y sus singulares contenidos.

Todo empezó con una pregunta: ¿Qué son los FC?. Con ese titular el expresidente cubano inauguró el pasado domingo una serie de miniartículos diarios que en La Habana se convirtieron en la comidilla de actos sociales, corrillos de diplomáticos o corresponsales extranjeros y hasta centros de trabajo.

El nuevo formato de las Reflexiones de Fidel Castro  —de menos de 100 palabras y que algunos comparan con el estilo de la red social Twitter— activó la cubanología para tratar de interpretar por qué ha variado el estilo de sus artículos y si encierran algún significado en clave de política interna. 

El caso de los FC dio lugar a dispares teorías, quizás porque Fidel Castro tampoco fue claro: "constituyen un método con el cual trato de trasmitir los modestos conocimientos adquiridos durante largos años y considero útiles para los funcionarios cubanos responsabilizados con la producción de alimentos esenciales para la vida de nuestro pueblo", escribió.

Publicidad

Una de las especulaciones más extendidas —sin que haya explicación oficial alguna— es que FC significa Fidel Castro y podría ser el cabezal de correos o mensajes que el expresidente estaría enviando a funcionarios sobre asuntos que considera de interés.

No faltan quienes "leen" esas letras como "funcionarios cubanos" o incluso "funcionarios corruptos", según los comentarios que internautas colgaron en el sitio de internet Cubadebate debajo de ese artículo donde alguno también pide: "Agradecería al comandante en jefe o alguien que lo asista que explique que son los FC".

Sin aclararse el misterio, el lunes llegó una segunda reflexión no menos desconcertante al tratarse de un encendido elogio en 65 palabras a Erick Honecker, el expresidente de la extinta República Democrática Alemana (RDA) fallecido en 1994.

"El alemán más revolucionario que he conocido fue Erich Honecker (...) Me correspondió el privilegio de observar su conducta cuando este pagaba amargamente la deuda contraída por aquel que vendió su alma al diablo por unas pocas líneas de vodka", escribió Fidel.

Publicidad

"¿Quién vendió su alma al diablo por unas líneas de vodka?" se pregunta un internauta también en el foro de Cubadebate, donde unos creen que se refiere a Boris Yeltsin y otros que apuntan a Mijail Gorbachov.

Otro personaje histórico al que Fidel Castro recordó esta semana bajo este escueto formato fue el también fallecido dirigente chino Deng Xiaoping, pero para hacerle reproches.

"Presumía de hombre sabio y, sin duda, lo era. Pero incurrió en un pequeño error. 'Hay que castigar a Cuba', dijo un día. Nuestro país nunca pronunció siquiera su nombre. Fue una ofensa absolutamente gratuita", reza el texto.

En este caso varios lectores de Cubadebate se sorprendieron al conocer la frase de Deng Xiaoping; otros explican que lo dijo en el contexto de un viaje a Estados Unidos en 1979 y muchos también reclaman al "comandante en jefe" más detalles al respecto.

Publicidad

Fuera del foro de ese sitio oficial de internet, a algunos en la isla les resulta chocante que Fidel recuerde esa "ofensa" del dirigente comunista que lideró las reformas económicas en China en la década de los 70 en un momento en que su hermano, el presidente Raúl Castro, impulsa la "actualización" del modelo socialista cubano.

Fidel Castro aprovechó esta saga de pensamientos telegráficos para homenajear a mitos del deporte cubano como el boxeador Teófilo Stevenson, fallecido esta semana a los 60 años en La Habana.

También ensalzó al exatleta Alberto Juantorena, doble medalla de oro en los Juegos de Montreal, en 1976, al que no ha dudado en "recomendar" para presidir el Comité Olímpico cubano, un cargo que ocupa desde 1997 el histórico dirigente, José Ramón Fernández Álvarez, de 88 años.

A la espera de próximas entregas, lo cierto es que Fidel Castro ha logrado, con estos escuetos textos, no solo sorprender sino desconcertar.

Publicidad

Algunos creen que su nuevo estilo obedece a la fijación por dejar plasmados sus recuerdos y pensamientos históricos, ahora con un formato más ágil. "A Fidel le gusta recordar": así comienza el libro de memorias Guerrillero del Tiempo de la periodista cubana Katiuska Blanco, presentado por el propio Castro en febrero, en uno de sus últimos actos públicos.

Fidel Castro, que cumplirá 86 años en agosto, se retiró del poder en 2006 por una grave enfermedad y delegó el gobierno a su hermano Raúl, quien asumió el cargo en Cuba en 2008.

En su convalecencia, el líder de la Revolución cubana —quien pronunciaba larguísimos discursos durante sus años en el poder— encontró en sus artículos Reflexiones una tribuna para expresar sus ideas sobre diversos asuntos, la mayoría de temática internacional.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad