Publicidad
Publicidad

La violencia por el conflicto minero en Bolivia deja 15 heridos

Mineros asalariados y cooperativistas se enfrentan por el control de una mina de estaño y zin explotada por Glencore
Bolivia
Bolivia Bolivia

Un conflicto de dos semanas por el control de una mina de estaño y zinc de Bolivia explotada por el grupo suizo Glencore derivó este jueves en enfrentamientos violentos entre mineros asalariados y cooperativistas con un saldo de al menos 15 heridos, reportaron medios locales.

Los choques en la mina Colquiri, a unos 200 kilómetros al sur de La Paz, involucraron a los mismos sectores aliados del gobierno que hace casi seis años chocaron en la mina estatal de estado de Huanuni, dejando 17 muertos en esa ocasión, en el primer conflicto social enfrentado por el presidente Evo Morales.

La agencia estatal de noticias ABI y la cadena radial Erbol reportaron que la violencia estalló aproximadamente a las 20:00 hora (local), cuando trabajadores de Sinchi Wayra, la filial de Glencore, y pobladores de Colquiri intentaron retomar la mina que desde el 30 de mayo estaba tomada por cooperativistas.

Los cooperativistas denunciaron un muerto en sus filas, pero los mineros asalariados negaron esta información, informó Erbol al reportar los choques en los que ambos bandos hicieron explotar pequeñas cargas de dinamita, mientras la policía se mantenía a por lo menos a un kilómetro de distancia.

Publicidad

La violencia se registró tras varios días de negociaciones donde el gobierno no logró que los sectores se pusieran de acuerdo sobre el futuro de la mina que pertenece a la corporación estatal Comibol y que fue arrendada en el 2000 a la firma privada local Comsur y posteriormente a Sinchi Wayra.

Los trabajadores de Sinchi Wayra, apoyados por la Central Obrera Boliviana y la Federación de Mineros, pedían la "nacionalización" o reversión a control de la Comibol de todo el yacimiento de Colquiri, pero los cooperativistas exigían mantener y ampliar las áreas que explotan en la misma montaña andina.

El gobierno propuso la salida de devolver a la Comibol una parte de la mina y dejar el resto en manos de los cooperativistas, pero ambas partes rechazaron la propuesta.

"La propuesta del gobierno atenta contra los intereses no sólo de Colquiri, sino del país, porque plantea que se revierta al Estado sólo una parte de ese centro minero y el resto quede en manos de los cooperativistas", dijo el dirigente Cecilio Gonzales de la Federación de Mineros según una cita difundida por ABI.

Publicidad

"No quisiéramos que suceda lo de Huanuni, donde hubo 17 muertos y más de 40 heridos por un problema parecido. El gobierno tiene que actuar respetando el acuerdo de revertir al Estado todos los recursos naturales y estratégicos", agregó.

Albino García, de la Federación de Cooperativas Mineras, acusó al gobierno de provocar el problema "porque no respeta los acuerdos de preservar las áreas de explotación concedidas a las cooperativas".

Colquiri es una de las tres minas de Sinchi Wayra que, según un anuncio del gobierno, fueron escogidas para ser las primeras en las que se aplicaría un cambio de contratos concertado que dejaría en manos de la Comibol la mayoría accionaria y el control operativo.

Ese cambio de contratos es el camino escogido por Morales para "nacionalizar" la minería, en el marco de una política de estatización de la economía que comenzó en el 2006 en los hidrocarburos y se extendió luego a las telecomunicaciones y la electricidad.

Publicidad

Colquiri produjo en el 2011 unas 2,000 toneladas de estaño contenido en concentrados, según cifras oficiales.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad