Calderón elogia el cambio de Obama en política migratoria sobre jóvenes

El presidente mexicano califica "justo" detener la deportación de jóvenes inmigrantes ilegales y admira la valentía del presidente de EU
Los cambios en la política inmigratoria en EU
(Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió este lunes elogios de parte del presidente de México, Felipe Calderón, por la decisión tomada la semana pasada de detener la deportación de algunos jóvenes inmigrantes ilegales.

Después de que ambos líderes se reunieran bilateralmente antes del inicio de la cumbre del G20 en Los Cabos, el presidente Calderón agradeció a Obama por lo que él calificó como una acción “sin precedentes” para detener las deportaciones.

“Creemos que esto es muy justo”, dijo Calderón, según un intérprete, y añadió: “Gracias por la determinación y valentía que usted tuvo para implementar esta acción. Estoy seguro que muchas, muchas familias en Estados Unidos también se lo agradecen”.

Obama no comentó nada más sobre el cambio de política [en un año electoral] dado a conocer el viernes, el cual provocó inmediatos elogios por parte de líderes latinos que han criticado al Congreso y a la Casa Blanca por su inacción en materia de la reforma migratoria.

Los republicanos han reaccionado con indignación y dijeron que la medida equivale a la amnistía, una palabra negativa de moda entre los conservadores, y que usurpa la autoridad del Congreso.

"No es una amnistía"

Al anunciar el cambio en el Jardín de las Rosas, en la Casa Blanca, Obama dijo que esto hará la política migratoria “más equitativa, más eficiente y más justa”.

“No se trata de una amnistía. No se trata de inmunidad. Esto no es un camino hacia la ciudadanía. No es una solución permanente”, dijo Obama a manera de respuesta a la crítica de los conservadores. “Esta es una medida provisional”.

Teniendo en cuanta que los niños de inmigrantes ilegales “estudian en nuestras escuelas, juegan en nuestros vecindarios, se hacen amigos de nuestros hijos, juran lealtad a nuestra bandera”, Obama dijo que “no tiene sentido expulsar a jóvenes talentosos que son, para efectos prácticos, estadounidenses”.

Bajo la nueva política, las personas menores de 30 años que hayan llegado a Estados Unidos Estados antes de tener 16 años, que no representen una amenaza criminal o para la seguridad, y que fueran buenos estudiantes o sirvieran al ejército, puede conseguir un aplazamiento de dos años en la deportación, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Asimismo, permitirá a aquellos que cumplan con los requisitos solicitar permisos para trabajar, dijo Napolitano, y agregó que los participantes deben estar en estos momentos en Estados Unidos y poder demostrar que vivido ininterrumpidamente en el país durante al menos cinco años.

El cambio es parte de un esfuerzo del departamento para focalizar los recursos en los inmigrantes ilegales que representan una amenaza mayor, como los delincuentes y los que intentan entrar en ahora en territorio estadounidense, dijo Napolitano, y añadió que estaba “dentro del marco de las leyes vigentes”.

La medida responde a una de las principales inquietudes de la comunidad hispana e imita algunas de las disposiciones de una propuesta demócrata llamada DREAM Act, la cual no ha podido conseguir el suficiente apoyo republicano como para lograr la aprobación del Congreso.

Obama ha sido criticado por los líderes hispanoestadounidenses por el aumento real de las deportaciones de inmigrantes ilegales en los últimos años. El año pasado, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos retiró a 396,906 inmigrantes ilegales, el mayor número en la historia de la agencia.

Se espera que el viraje dado el viernes en la política potencialmente involucre a 800,000 personas, dijo un funcionario gubernamental a CNN. Otros establecen la cifra potencialmente en más de 1,000,000 de personas.

Los hispanos son la población inmigrante de más rápido crecimiento en el país, y el voto latino es considerado como un bloque fundamental para las elecciones presidenciales de noviembre.

Sin embargo, los demócratas negaron las acusaciones republicanas de que la medida tuviera tintes políticos. El senador de Illinois, Dick Durbin, quien apoyó el DREAM Act, señaló que en repetidas ocasiones Obama pidió al Congreso que aprobara la legislación a la reforma migratoria, entre ella el DREAM Act. El presidente actuó sólo después de que se hizo evidente que ningún avance se logaría en esta legislatura, dijo Durbin.

Tom Cohen, de CNN, contribuyó con este reporte.

Ahora ve
¿Se realizará la esperada cumbre entre Corea del Norte y EU?
Te Recomendamos
×