Publicidad
Publicidad

Argentina retira a su embajador de Paraguay por la crisis política

La presidenta de Argentina decidió retirar a su embajador de Paraguay por lo que llamó “ruptura del orden democrático” en Paraguay
cristina_paraguay
cristina_paraguay cristina_paraguay

El gobierno de Argentina retiró el sábado a su embajador de Paraguay, Rafael Edgardo Romá, luego de que el viernes Fernando Lugo fuera  destituido  como presidente tras un juicio político efectuado por el Senado.

“Frente a los graves acontecimientos institucionales ocurridos en la República del Paraguay que culminaron con la destitución del Presidente Constitucional Fernando Lugo y la ruptura del orden democrático, el Gobierno argentino ha dispuesto el inmediato retiro de su Embajador en Asunción”, indicó en un comunicado. 

El Ministerio de Asuntos de Relaciones Exteriores y Culto señaló que en la representación diplomática estará al frente un encargado de negocios, sin especificar su nombre, hasta que se restablezca “el orden democrático” en Paraguay. 

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, declaró el viernes que su país “no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay”, según la agencia EFE. 

Publicidad

Fernández consideró que el juicio político que llevó realizó el Senado paraguayo contra  Lugo fue "un ataque directo a las instituciones", agregó EFE. 

La presidenta de argentina indicó que asumirá “una postura mancomunada” con Brasil y Uruguay, socios del Mercosur junto a Paraguay, pero señaló que no va a adelantar su posición sobre la posible expulsión de Asunción del bloque comercial hasta que no haya una posición consensuada. 

Fernando Lugo fue destituido el viernes de la Presidencia de Paraguay tras ser considerado "culpable" de mal desempeño en su funciones en un "juicio político" en el Senado. 

En apenas 30 horas, Lugo fue juzgado y sentenciado y su vicepresidente,  Federico Franco , asumió la Presidencia.

Publicidad

La destitución provocó la condena de varias naciones sudamericanas.

La CIDH cuestiona juicio político

Al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó este sábado su profunda preocupación por la destitución del presidente de Paraguay y señaló que la rapidez del juicio político plantea cuestionamientos sobre la integridad del mismo.

“La Comisión considera que el procedimiento seguido afecta la vigencia del Estado de Derecho en Paraguay”, indicó en un comunicado, el órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Publicidad

La CIDH consideró inaceptable lo resuelto en el juicio político contra el presidente que, dijo, fue democráticamente electo.

“Considerando que se trata de un proceso para la remoción de un Jefe de Estado, es altamente cuestionable que éste pueda hacerse respetando el debido proceso para la realización de un juicio imparcial en tan solo 24 horas” señaló.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad