Publicidad
Publicidad

La OEA analiza la crisis en Paraguay tras la salida de Fernando Lugo

Una misión del organismo interamericano se reunirá con el nuevo presidente y su antecesor para verificar que funcionen las instituciones

Una misión especial de la OEA, encabezada por su secretario general, José Miguel Insulza, comenzó este lunes en Asunción sus tareas para evaluar la crisis tras la destitución de Fernando Lugo de la presidencia de Paraguay.

La comitiva internacional, que llegó la noche del domingo, iniciará una serie de reuniones este lunes con el nuevo mandatario, Federico Franco , que asumió el cargo el 22 de junio pasado, horas después de que el Legislativo decretara en un juicio político la destitución de Lugo por "mal desempeño" en sus funciones.

Insulza y los miembros de la misión serán recibidos por Franco en el Palacio de López (sede del gobierno), y después conversarán en un hotel capitalino con Lugo, quien desconoce la autoridad del nuevo gobernante y denuncia que fue víctima de un "golpe de Estado parlamentario".

En apenas 30 horas, el exobispo fue juzgado, sentenciado y reemplazado por Franco, quien era su vicepresidente.

Publicidad

La misión especial también se entrevistará esta tarde con el presidente del Senado, Jorge Oviedo, quien ejerce además la titularidad del Legislativo.

La comitiva de la OEA está integrada por los representantes permanentes ante el organismo de México, Haití, Canadá, Estados Unidos y Honduras y permanecerá en Paraguay hasta el próximo martes.

"Lo más importante es que van a ver que en este país hay normalidad y pueden percibir que acá funcionan las instituciones", dijo el canciller paraguayo, José Fernández, tras participar este lunes en la reunión del gabinete de ministros con Franco.

El nuevo mandatario ratificó el domingo, durante el informe de gestión del Ejecutivo ante el Legislativo, que en su país no hubo "ruptura del orden democrático" y que cuenta con el apoyo del Parlamento, del Poder Judicial, de la Iglesia y de la ciudadanía.

Publicidad

Sin embargo, la destitución de Lugo y posterior llegada al poder de Franco ha generado muestras de rechazo de países de la región y le costó a Paraguay la suspensión ante el Mercosur y la Unasur hasta las próximas elecciones generales, previstas para el 21 de abril de 2013.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad