Publicidad
Publicidad

La venta de un riñón para comprar un iPad lleva a juicio a nueve en China

Las personas que supuestamente ayudaron a un adolescente de 17 años a vender su riñón son acusadas por "lesiones intencionales"
iPad Inicio pantalla
iPad Inicio pantalla iPad Inicio pantalla

Nueve personas acusadas de ayudar a un adolescente a vender uno de sus riñones para comprar un iPad y un iPhone en China fueron enjuiciadas, informó una corte en la provincia de Hunan este viernes.

Los fiscales dijeron este jueves que las nueves personas "deben ser responsabilizadas por lesiones intencionales", según un comunicado de la corte emitido este viernes.

El estudiante de preparatoria, de 17 años y originario de la provincia de Anhui  a quien llaman solo por su apellido, Wang— sufrió una falla renal después de que le quitaron el riñón, en abril de 2011, de acuerdo con la agencia Xinhua.

Entre los acusados hay un hombre llamado He Wei, quien fue descrito a las autoridades como "pobre y frustrado por deudas de juego".

"Buscaba ganancias financieras a través del comercio ilegal de riñones" y reclutaba a otros para buscar donadores en foros en internet y organizar la cirugía, dijeron los fiscales.

Un cirujano del hospital de la provincia de Yunnan, Song Zhongyu, llevó a cabo la extracción del riñón de Wang y lo trasplantó al beneficiario, según las autoridades.

Publicidad

Los ingresos de la venta fueron compartidos de manera desigual entre los involucrados, de acuerdo con el informe de Xinhua.

Otro acusado, Su Kaizong, el contratista del servicio de urología del hospital donde se realizó la operación, recibió 60,000 yuanes (unos 9,400 dólares); Song ganó 52,000 yuanes (8,100 dólares), y otros dos acusados recibieron cantidades más pequeñas.

Por su riñón, Wang supuestamente recibió 22,000 yuanes (3,500 dólares). Cuando llegó a casa, su madre le preguntó dónde había obtenido el dinero para comprar los productos de Apple. En ese momento dijo a su madre que  había vendido su riñón,  según Xinhua.

Su abogado exigió una indemnización de 2.27 millones de yuanes (357,000 dólares), informó la agencia.

La policía  detuvo a Song, He, Su y a otros dos en julio de 2011  y después a los otros cuatro acusados –dos enfermeras, un asistente de cirugía y un anestesiólogo— fueron puestos en arresto domiciliario, de acuerdo con el comunicado de la corte.

La audiencia terminó este viernes y el veredicto se anunciará en las próximas fechas.

Publicidad

La probabilidad de que los acusados sean hallados culpables es elevada: los tribunales chinos condenaron a 99.9% de las personas que fueron juzgados en 2010, según un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, que cita al Tribunal Popular Supremo de China.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad