Publicidad
Publicidad

Nicolas Sarkozy es investigado por corrupción y abuso de confianza

La justicia investiga al expresidente francés por haber recibido recursos de manera ilegal durante su campaña de 2007

Un juez de instrucción puso al expresidente francés Nicolas Sarkozy bajo investigación formal por abuso de confianza, acusándolo de tomar ventaja de Liliane Bettencourt, heredera de la empresa de cosméticos L'Oreal, para ayudar a financiar su campaña de 2007, dijo el abogado de Sarkozy de acuerdo con BFM-TV, filial de CNN.

El expresidente fue citado a comparecer en la oficina del juez Jean-Michel Gentil en Burdeos este jueves en un caso en el que se sospecha aceptó contribuciones ilegales de Bettencourt y su personal, dijo BFM-TV.

Su abogado, Thierry Herzog, dijo que tiene la intención de apelar la sentencia, según BFM-TV.

El escándalo de Bettencourt ha fascinado a Francia, luego de que el año pasado surgieran cuestionamientos por la fortuna de la mujer más rica del país, en medio de un conflicto familiar. 

Aunque formal, la investigación de Sarkozy, de 58 años, se considera preliminar, y podría llevarlo a un juiciio que puede ir más allá.

Sarkozy, hijo de un padre refugiado húngaro y madre francesa, tenía 28 años cuando se convirtió en alcalde de Neuilly, un suburbio de París, cargo que dejó en 2002 para servir como ministro del Interior y ministro de Hacienda durante la presidencia de Jacques Chirac. (Chirac fue condenado en 2011 por cargos de corrupción vinculados a su época como alcalde de París.)

Publicidad

Diez días después de su victoria en la segunda vuelta electoral, Sarkozy llegó a la presidencia en 2007, cargo que desempeñó durante los siguientes cinco años, cosechando elogios por su trabajo en temas de política exterior y las críticas por su manejo de temas domésticos como la economía de Francia con una tasa de desempleo que rondaba el 10%.

En mayo de 2012, Francois Hollande venció a Sarkozy en su intento de ganar un segundo mandato como presidente.

Y poco más de dos meses después - un día después de que él y su familia estaban listos para distraerse en Canadá durante unas vacaciones- la policía allanó su casa y oficina, como parte de su investigación sobre la posible financiación ilegal de la campaña, de acuerdo con Herzog.

"No es una sorpresa", dijo Christian Mallard, un analista extranjero para la televisión de Francia. Después de perder su reelección, Sarkozy "iba a perder su inmunidad diplomática", abriéndolo a posible enjuiciamiento.

El juez Jean-Michel Gentil interrogó al ex líder francés en noviembre durante 12 horas por la acusación hecha por el excontador de Bettencourt, Claire Thibout, informó BFM-TV .

Posteriormente, las autoridades dijeron que habían decidido no seguir adelante con una investigación formal contra Sarkozy, sino más bien tratarlo como lo que los funcionarios llaman un "testigo-bajo-cuidado".

Publicidad

La frase es un término técnico que esencialmente permite a un juez seguir solicitando al expresidente al banquillo como testigo. Al mismo tiempo, no cerró la puerta a que Sarkozy enfrente cargos penales derivados de las donaciones de campaña presuntamente ilícitos.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad