Publicidad
Publicidad

Los fiscales anuncian cargos contra cuatro personas por incendio en Brasil

Los dos dueños del club son acusados de permitir sobrecupo en la discoteca 'Kiss', mientras que otros dos de usar pirotecnia en el interior

Los fiscales imputaron esta semana a cuatro personas vinculadas con el incendio en una discoteca de Brasil que dejó cientos de muertos.

Los cuatro sospechosos enfrentan cargos de homicidio y de intento de homicidio por el incendio de enero pasado en la discoteca Kiss de Santa María, en el sur del país, anunciaron los fiscales.

Los sospechosos fueron identificados como los dueños del club, Elissandro Spohr y Mauro Hoffman, así como el vocalista de la banda Gurizada Fandangueira, Marcelo de Jesús dos Santos, y el productor del espectáculo, Luciano Bonilha.

Los cuatro acusados  fueron arrestados  inmediatamente después de ocurrido el desastre.

Los integrantes de la banda musical son acusados de utilizar pirotecnia que sabían que era para uso exterior, en un intento de ahorrar dinero, según los fiscales. En tanto, los dueños son acusados de permitir sobrecupo, un ambiente peligroso para los asistentes que terminó en la tragedia.

La discoteca estaba abarrotada más allá de su capacidad legal. En el lugar había unas 2,000 personas que fueron a escuchar tocar a la banda de rock.

Publicidad

Según testigos, uno de los miembros del grupo encendió un artefacto pirotécnico en el escenario, cuyas chispas prendieron rápidamente la espuma del techo usada como aislante acústico.

Cuando comenzó el incendio, el público entró en pánico y causó una estampida, con lo que se bloqueó la única entrada del inmueble.

Las autoridades  informaron que murieron 235 personas , y muchos otros quedaron heridos, la mayoría de ellos estudiantes universitarios.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad