Publicidad
Publicidad

El mal clima amenaza el festejo del Día de Acción de Gracias en EU

Una tormenta de nieve llenará de hielo y nieve algunas carreteras y provocará cancelaciones de vuelos

El clima caprichoso de los últimos días ha provocado un desorden a su paso por California y Texas; ha empapado el sur y se espera que congele el noreste de Estados Unidos.

“Todas las interestatales, todos los caminos que cruzan Pennsylvania, la Thruway, la Turnpike, 80, 90, 66, todas tendrán nieve y hielo (en la región noreste de EU)”, aseguró el meteorólogo Chad Myers.

El colosal sistema de tormentas causó inundaciones en Arizona, nevadas fuertes en Colorado y fuertes vientos en Nuevo México mientras se dirige hacia el este del país. 

Pero las tormentas de nieve no afectarán ninguna de las grandes ciudades. En Nueva York solo se espera lluvia durante el Día de Acción de Gracias, que se celebra este 28 de noviembre. 

Publicidad

Sin embargo, las autoridades neoyorquinas están listas para retirar los globos gigantes del desfile de este jueves si los vientos sostenidos rebasan las 23 millas por hora, por el temor de que quienes los llevan no puedan controlarlos.

“Tenemos a un sargento asignado a cada uno de los globos”, dijo el comisionado de la Policía de Nueva York, Ray Kelly. “Pueden ser bajados hasta el piso o no hacerlos volar”.

Pero al este de la Gran Manzana y alrededor de Filadelfia y Boston, el mal clima provocará que la nieve cubra las carreteras.

Las autoridades calculan que unos 38.9 millones de estadounidenses viajarán unos 80 kilómetros o más durante este fin de semana largo.

Publicidad

Las tormentas ya han provocado más de 100 accidentes y han cobrado al menos 12 vidas .

El sábado, el autobús para las giras del cantante Willie Nelson se deslizó de una carretera en Texas y chocó contra un muro de contención, lo que provocó que tres miembros de la banda terminaran en el hospital. El cantante de 80 años no iba a bordo.

Alrededor de 3.14 millones de estadounidenses tomarán un avión para ir a comer pavo con sus seres queridos, por lo que los aviones estarán atestados.

Pero los pasajeros que saldrán en unos 500 vuelos del Aeropuerto Internacional Dallas/Fort Worth tendrán que encontrar rutas alternas cuando la tormenta de hielo cubra el área el fin de semana.

Publicidad

La perspectiva, sin embargo, pinta bien para el martes por la mañana. Ninguna de las aerolíneas principales tiene cancelaciones.

 “Decidimos salir temprano y simplemente mantendremos los dedos cruzados”, dijo Beth Hundley, quien tomó un vuelo del Aeropuerto Internacional de Washington Dulles a Des Moines, Iowa.

 “Hasta ahora, el pronóstico parece apuntar a una molesta tormenta, desde nuestra perspectiva, una que no resultará en cancelaciones severas, sino retrasos”, dijo Rob Yingling, vocera del aeropuerto metropolitano de Washington. 

La tormenta seguirá su camino y para el viernes provocará heladas en Nueva Inglaterra, al noreste del país.

Publicidad

“El asunto es que si cancelas un vuelo, puede que no haya espacio en los siguientes vuelos para colocar a los pasajeros”, dijo Daniel Baker, encargado del sitio de internet FlightAware.com.

El tiempo también puede causar problemas a los viajeros dado que se esperan vientos de 64 kilómetros por hora, dijo Myers.

Esto puede hacer más difíciles los vuelos y por lo tanto, que algunos lleguen tarde al trabajo el lunes.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad