Publicidad
Publicidad

El NYT cuestiona las acciones de Obama sobre la reforma inmigratoria

En una editorial, el diario estadounidense critica que Obama hable de luchar por la reforma mientras hay cifras récord de deportaciones
new york times
new york times new york times

El diario estadounidense New York Times (NYT) cuestiona en una editorial la congruencia de las acciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, respecto a la reforma inmigratoria, tras el mensaje de apoyo que el mandatario emitió el lunes.

“Obama dijo el lunes que estaba listo para el arduo y desastroso trabajo de la reforma... Sin embargo mientras sigue haciendo ese tipo de promesas a personas cuyos familiares están deportando en cifras récord, bajo el argumento de que no tiene el poder para detenerlas, parece justo preguntar ‘¿qué tan duro está peleando, en realidad?’”, expresa el diario en su editorial del martes, titulada  Pressure and Passivity on Immigration  (Presión y Pasividad con respecto a la Inmigración).

El presidente de EU dijo el lunes que mantener en suspenso la reforma por la falta de disposición de los republicanos “no es inteligente, no es justo y no tiene sentido”. Un día después envió mensajes en Twitter a cinco legisladores estadounidenses, pidiendo apoyar la reforma inmigratoria.  

Publicidad

“Con la discusión legislativa detenida y mientras la administración de Obama continua las deportaciones a un paso incomparable, los activistas de inmigración aumentan los niveles de presión, que no es compartida por los miembros del Capitolio”, apuntó el diario. “La tensión es insostenible y también lo es el sufrimiento”, agrega la editorial. 

Publicidad

Esta no es la primera vez que el presidente  es criticado por lo que activistas  consideran una actitud pasiva. 

Mariano Carrillo, vocero de United We Dream, una de las organizaciones de jóvenes latinos indocumentados más grandes de Estados Unidos, dijo a CNNMéxico que seguirán "presionando al presidente Obama, pidiéndole que tome acción y que ponga en alto las deportaciones que separan a miles de familias cada año”. 

“Los dos partidos políticos deben darse cuenta de la necesidad política y moral de que se frenen las deportaciones y el descontrol en la implementación de la justicia. Sin embargo, este proyecto no es suficiente, especialmente cuando la pasividad del Congreso y del presidente Obama continúa devastando nuestras comunidades”, expresó en un comunicado de prensa Cristina Jiménez, directora de  United We Dream

El NYT cita además la iniciativa de un grupo de inmigrantes que iniciaron una  huelga de hambre en diversas ciudades de EU  para solicitar que la reforma sea discutida en el Congreso del país norteamericano. La campaña Fast for Families (Ayuno por las Familias) inició el 12 de noviembre como una iniciativa a nivel nacional, logrando mayor impacto en Washington, Los Ángeles y en Douglas, Arizona.

Publicidad

Luego de más de dos semanas de haber iniciado el movimiento, los huelguistas de la campaña  Fast for Families  han sido visitados por diversos líderes políticos entre los que se encuentran el vicepresidente estadounidense, Joe Biden; Nancy Pelossi, líder de la Minoría de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos; Tom Perez, Secretario del Trabajo de Estados Unidos y Tom Vilsack, Secretario de Agricultura, entre otros.  

"Cada día que pasa hay gente que está siendo deportada, el presidente Obama ha estado aquí en la ciudad (Los Ángeles) y aunque él dice que él quiere apoyar la reforma es una contradicción, porque por otra parte su administración es la que más gente ha deportado que cualquier otra administración de otro presidente de los Estados Unidos", dijo a CNN en Español el Reverendo Ricardo Moreno, de la Iglesia Presbiteriana.

En octubre,  decenas de activistas y ocho legisladores a favor de la reforma  inmigratoria fueron arrestados por bloquear una avenida en Washington, como acto de desobediencia civil para exigir que el Congreso estadounidense apruebe la reforma inmigratoria antes de que termine el año.

Asimismo,  miles de inmigrantes tomaron las calles de más de 100 ciudades  en Estados Unidos para presionar a los republicanos de la Cámara de Representantes, a fin de que aprueben la reforma inmigratoria. 

Publicidad

Las reacciones surgen tras las declaraciones de Kevin McCarthy, congresista de California en la Cámara de Representantes, y quién es parte de la mayoría republicana de la cámara baja. Ella dijo a los defensores de la reforma inmigratoria que no había tiempo para votarla este año. Días más tarde, el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner,  reiteró que el proyecto de reforma inmigratoria no será discutido este año

En junio, el Senado de EU aprobó un proyecto que incluye un camino a la ciudadanía para los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados, pero ésta versión aún permanece estancada en la Cámara de Representantes.   

Jaqueline Hurtado y Deirdre Walsh contribuyeron con este informe. 

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad