Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Al menos 29 muertos por las protestas en Venezuela en poco más de un mes

El partido Voluntad Popular convocó a una marcha este martes para exigir la libertad de su dirigente Leopoldo López
Manifestantes en Caracas, Venezuela, lanzan un artefacto explosivo durante
Manifestantes en Caracas, Venezuela, lanzan un artefacto exp Manifestantes en Caracas, Venezuela, lanzan un artefacto explosivo durante

Al menos 29 personas han muerto por las protestas que se agravaron desde el 12 de febrero en Venezuela.

El caso más reciente lo reportó el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, y es el de un capitán de la Guardia Nacional, quien murió de un disparo en la cabeza mientras trataba de contener una manifestación en la ciudad de Maracay.

El Aissami asegura que el militar fue asesinado cerca de la medianoche cuando impedía el cierre de una avenida.

Mientras tanto en Caracas amaneció prácticamente militarizado uno de sus cinco municipios, esta vez Chacao.

Más de 1,000 funcionarios policiales y militares participan en el operativo para impedir más manifestaciones y disturbios, especialmente en la Plaza Altamira.

"Hemos hecho algunas capturas en la madrugada, personas dedicadas a las guarimbas, hemos incautando bombas molotov, clavos, gasolina, pareciera que aquí la autoridad hace tiempo se perdió”, dijo Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior y Justicia de Venezuela.

Publicidad

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, quien milita en la oposición, respondió que el ministro del Interior y Justicia no le había informado sobre la duración de la militarización.

Sin embargo, advierte que este tipo de medidas no resolverá la crisis ni el descontento.

Para el martes, el partido Voluntad Popular convocó una marcha en Los Teques, estado Miranda, para que llegue hasta la cárcel de Ramo Verde, exigiendo la libertad de su dirigente Leopoldo López. 

López, líder opositor, fue buscado por el gobierno venezolano, acusado de estar detrás de manifestaciones anti-gubernamentales y se entregó el pasado 18 de febrero a las tropas de la Guardia Nacional.

Desde entonces permanece arrestado en la cárcel militar de Ramo Verde tras ser acusado de provocación de incendio y conspiración, mientras transcurre el plazo máximo de 45 días para definir su situación judicial. Los cargos por conspiración en Venezuela tienen una pena de hasta 10 años de prisión.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad