Publicidad
Publicidad

Gran Bretaña eleva su alerta por terrorismo de substancial a severa

El nivel de alerta es el cuarto de cinco que existen, e implica que hay información de que podría haber un ataque pero no inminente

El gobierno de Gran Bretaña elevó su nivel de alerta por terrorismo de "substancial" a "severa", la cuarta de cinco niveles de amenazas, en respuesta a los acontecimientos de los militantes de ISIS en Iraq y Siria.

“Eso significa que es altamente probable que ocurra un ataque terrorista, pero no hay información de inteligencia que sugiera que el ataque es inminente”, dijo la Secretaria del Interior, Theresa May.

El primer ministro británico David Cameron dijo que la "causa raíz" de una amenaza contra Gran Bretaña es el "extremismo islámico".

Mencionó el reciente caso del periodista estadounidense James Foley como una clara evidencia de que la lucha de ISIS en Iraq y Siria "no es un conflicto externo que ocurre a miles de millas de casa que se pueda ignorar".

El peligro que ISIS plantea ahora es "la mayor y más profunda" amenaza en contra de la seguirdad de Gran Bretaña que el país haya conocido, dijo Cameron, en parte debido a que el grupo no solo está buscando refugio en un país, sino se ha estado expandiendo.

El primer ministro informó que pronto anunciará planes para detener a los posibles yihadistas que buscan llegar a Iraq y Siria, a quienes les hará más difícil conseguir pasaportes.

Publicidad

Gran Bretaña también necesita hacer más para detener a quienes ya participan en la lucha islámica y evitar que regresen de Medio Oriente, dijo Cameron.

El grupo extremista Estado Islámico en Iraq y Siria (ISIS) ha realizado un amplia ofensiva para hacerse del control de territorios en ambos países, en una lucha por instaurar la ley islámica en ambas naciones de Medio Oriente.

“El incremento en el nivel de alerta de ataque es relativo a los acontecimientos en Siria e Iraq, donde grupos terroristas han estado planeando ataques contra Occidente”, dijo la secretaria May.

La inteligencia británica ha dicho que hasta 500 militantes de ISIS podrían ser ciudadanos británicos que se unieron en el pasado a la yihad, lo que implica una amenaza directa para Gran Bretaña en un futuro ante posibles actos de terrorismo en su país.

La secretaria May dijo que “algunos de esos planes podrían involucrar a los viajeros del Reino Unido y Europa que han tomado parte en el conflicto” en Medio Oriente.

Una investigación en conjunto con Estados Unidos está tratando de identificar al hombre que asesinó al periodista Foley, quien fue decapitado a manos de un presunto hombre británico, según los análisis de su voz.

Publicidad

Jason Hanna, Richard Allen Greene y Mariano Castillo contribuyeron con este reporte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad