Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un "ataque terrorista" en una sinagoga en Jerusalén deja cinco muertos

Fallecieron 4 rabinos y un policía; Netanyahu culpó a la Autoridad Palestina de difundir incitaciones contra Israel
mar 18 noviembre 2014 12:56 PM

Una sinagoga de Jerusalén pasó de ser un santuario de paz a una casa del horror en minutos este martes, después de que dos primos palestinos con cuchillos, un hacha y una pistola atacaron a la congregación y mataron a cinco personas.

Los que hicieron el ataque "vinieron con gran odio…incitados contra el pueblo judío y su estado", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Él culpó a la Autoridad Palestina y a otros grupos, de difundir "libelos contra el Estado de Israel", y de otras incitaciones que, dijo, han dado lugar a asesinatos como los de este martes y otras muertes. 

Tres de las víctimas tenían doble nacionalidad israelí-estadounidense, y el cuarto, también de doble nacionalidad, israelí-británico, informó el portavoz Micky Rosenfeld. 

Otras cinco personas resultaron heridas durante el ataque en la zona de Har Nof en el oeste de Jerusalén, incluyendo los oficiales de policía que respondieron, agregó Rosenfeld. Uno de estos policías murió, informó la vocera de un hospital de Hadassah.

La policía respondió y disparó y mató a los atacantes, dijo Rosenfeld a CNN. Las autoridades informaron que los hombres eran primos que vinieron del este de Jerusalén y también tenían un arma de fuego.

Publicidad

Jerusalén ha estado bajo tensión por una serie de ataques con cuchillos y vehículos, este caso ha sido el más letal en la ciudad desde que un hombre con un arma automatica mató a ocho seminaristas en marzo de 2008. 

Más tarde este martes, las fuerzas de seguridad israelíes entraron en el barrio de los 2atacantes en Jabel Mukaber y se enfrentaron con los residentes, donde arrestaron a nueve personas, informó la policía. No hay detalles disponibles sobre los cargos.

“Seguimos buscando en la zona para asegurarnos de que no hay más terroristas”, dijo Rosenfeld.

"Vamos a responder con mano dura"

Mark Regev, vocero del primer ministro israelí dijo a CNN este martes que se incrementará la presencia de la policía. "Tenemos que asegurarnos que no haya ataques similares", expresó. 

Netanyahu convocó a sus principales asesores a una “consulta de seguridad” este mismo día en Jerusalén, anunció su oficina.

“Vamos a responder con mano dura por el brutal asesinato de judíos que vinieron a orar y se encontraron con estos asesinos reprobables”, señaló la oficina de Netanyahu en su página oficial de Twitter.

"Este es el resultado directo de la incitación liderada por Hamas y Abu Mazen (en referencia al presidente palestino, Mahmoud Abbas), la incitación de la que la comunidad internacional hace caso omiso de manera irresponsable", añadió.

Abbas condenó el ataque en la sinagoga, reportó la agencia de noticias palestina WAFA, al tiempo que pidió terminar la tensión sobre la zona que los judíos llaman Monte del Tempo, y los palestinos el Noble Santuario.

Un portavoz de Hamas dijo que el ataque fue una respuesta a la muerte de un conductor de autobús palestino en circunstancias controvertidas. Pero Hamas no reclamó la autoría del atentado de este martes en Jerusalén.

"La operación en Jerusalén es una respuesta al asesinato de Yousuf al-Ramouni y otros crímenes de los ocupantes de Jerusalén", escribió en Facebook, Sami Abu Zuhri, vocero de Hamas. 

El grupo aseguró que el conflicto continuará. "Habrá más revolución en Jerusalén y más levantamientos", dijo un alto funcionario de Hamas, Ghazi Hamad, a la cadena Al Jazeera

Cuatro rabinos asesinados

Un libro sagrado y los mantos estaban cubiertos de rojo. Los cuerpos sin vida sobre el piso, a unos pasos de unos escritorios y unos libros. Un cuchillo con sangre. Sillas con las patas arriba, y un par de lentes rotos.

Esa escena horrible muestran el terror dentro de la sinagoga de Jerusalén, un lugar que antes de las 07:00 horas (local) era un sitio de paz y tranquilidad, donde más de 10 personas se reunían a orar.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró que el ataque a Jerusalén fue "un acto de terror puro". "Nuestros corazones están con los israelíes por la atrocidad de este evento y por los recuerdos de eventos similares en su historia", agregó. 

Los cuatro judíos asesinados eran rabinos: Avraham Shmuel Goldberg, 58 años; Aryeh Kopinsky, de 43; Moshe Twesky, de 59; y Calman Levine. Goldberge tenía doble nacionalidad, británica e israelí; y los otros tres eran ciudadanos estadounidense-israelí, razón por la cual el FBI participa en la investigación, según una fuente estadounidense.

"No hay organización"

Rosenfeld informó que el ataque ocurrió en un vecindario tranquilo, "había más de 10 personas orando en la sinagoga", dijo. 

La policía señaló que los atacantes vivían en el este de Jerusalén donde ha habido enfrentamientos en lo que los judíos conocen como el Monte del Templo y al que los musulmanes se refieren como el Noble Santuario. 

Los palestinos en esa zona pueden moverse más libremente que los que viven en Gaza, los que tienen que pasar por puestos de control. El ataque ocurrió cerca de donde al-Ramouni, un conductor de autobús palestino, fue encontrado colgado este domingo. 

La policía dijo que su muerte fue un suicidio, pero el hermano del conductor aseguró que había moretones y "señales de sangre" en la espalda de su hermano. El abogado de la familia, Mohammad Mahmoud, informó que la autopsia mostró que no se quitó la vida. 

La violencia se había reducido en los últimos años en Jerusalén, parcialmente debido al incremento en la seguridad y porque los líderes palestinos e israelíes estaban cooperando tras bambalinas.

Pero el ex consejero nacional de seguridad israelí, el general Yaakov Amidror señala que los recientes ataques son más difíciles de detener porque parece que son realizados de forma individual.

“No hay organización detrás de ellos”, dijo, “no veo qué medidas puedan ser tomadas para detener a un individuo así”. 

El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat —la ciudad tiene dos tercios de judíos y un tercio de árabes— dijo que los ataques como el ocurrido en la sinagoga "no son siempre problemas israelíes".

"Si el mundo no se une contra el terrorismo y da cero excusas al terrorismo, éste seguirá en el mundo", dijo. "Esto ocurrirá en todo el mundo".

Greg Botelho y Ralph Ellos reportaron y escribieron desde Atlanta, mientras que Ben Wedeman reportó desde Jerusalén. Michael Schwartz, Jethro Mullen, Rachel Kitchen, Shimon Prokupecz y Khushbu Shah contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad