Publicidad
Publicidad

La famosa rabia china de los vuelos: pasajeros abren salidas de emergencia

Un grupo de pasajeros furiosos decidió abrir las escotillas de emergencia ante el retraso y la falta de aire en la salida de su vuelo
china pasajeros abren salidas
china pasajeros abren salidas china pasajeros abren salidas

La rabia de los chinos en los aviones se está volviendo épica.

Ya el mes pasado un vuelo de Thai AirAsia con destino a China se vio obligado a regresar a Bangkok después de que una pasajera arrojó agua caliente a un asistente de vuelo en medio de una acalorada discusión entre su novio y la tripulación.

Ahora el sábado, los pasajeros de un avión que salió del aeropuerto chino de Kunming Changshui, furiosos con la tripulación por apagar el aire acondicionado durante el proceso de descongelación, abrieron tres salidas de emergencia mientras su avión dejaba la puerta de la terminal.

El viaje fue cancelado y 25 pasajeros a bordo fueron detenidos.

Publicidad

El vuelo MU2036 de China Eastern Airlines, con destino a Beijing, llevaba siete horas de retraso a las 03:45 horas (local cuando la tripulación comenzó a descongelar el avión en el aeropuerto de Kunming.

Las nevadas habían retrasado o cancelado al menos 100 vuelos.

Frustrado por la larga demora, algunos de los 153 pasajeros —que habían estado sentados en el avión durante dos horas— explotaron en rabia cuando el aire acondicionado se detuvo y un anciano se quejó de malestares debido a lo caluroso de la cabina, según reportes de medios estatales.

Insatisfechos con la explicación del piloto sobre la necesidad de que el aire acondicionado estuviera apagado durante el proceso de deshielo de 30 minutos, pasajeros de un grupo de turistas comenzaron a reñir con la tripulación, según la policía.

Publicidad

Cuando el Boeing 737-800 finalmente dejó la puerta, tres de sus cuatro salidas de emergencia de las alas de repente se abrieron.

Fotos que circulan en las redes sociales muestran dos salidas abiertas en el lado derecho de la cabina con los pasajeros aún sentados, así como tripulantes y policías documentando las evidencias.

Publicidad

La ira por los retrasos en China

Después de detener e interrogar a los 25 miembros del grupo de turistas, las autoridades anunciaron que uno de los hombres, animado por una guía de turismo, abrió dos salidas en el lado derecho.

Publicidad

Ambos fueron enviados a la cárcel por 15 días, mientras que la policía continuó buscando a la persona que abrió la salida en el lado izquierdo.

Cuando las noticias del incidente se propagaron, algunos usuarios de internet chinos expresaban su simpatía con los acusados, pero también otros consideraban su castigo demasiado leve y sugerían que se vetara a la aerolínea de por vida.

La rabia aérea es común en China debido a los retrasos y el del sábado no fue el primer incidente dramático en el que participan los pasajeros en el aeropuerto de Kunming.

Es uno de los centros más concurridos del país, con más de 32 millones de vuelos el año pasado.

Publicidad

En agosto de 2012, 31 pasajeros de un vuelo retrasado trataron de detener a otros aviones que salían de Kunming ocupando una vía de rodaje durante media hora, informó la agencia de noticias estatal Xinhua.

En el febrero siguiente, unos 50 pasajeros de un vuelo cancelado asaltaron varias puertas en el aeropuerto en un intento de evitar que otros viajeros se embarcaran en sus vuelos.

La policía tuvo que dispersar a la multitud enfurecida con gas pimienta, según Xinhua.

Exportando la agresividad

Publicidad

Con el crecimiento exponencial del turismo, los viajeros chinos ahora parecen estar exportando su rabia al extranjero, pues varios incidentes han resultado en retrasos o desvíos en los últimos años.

En febrero de 2012, una pareja china fue sacada de su vuelo de United desde Guam a Shanghái, después de que en repetidas ocasiones le gritaron a una azafata que "se calle" cuando ella trataba de mover su equipaje en el compartimiento superior para que otros ocuparan su espacio.

En septiembre de ese año, un vuelo suizo con destino a Beijing se vio obligado a regresar a Zúrich cuando se desató una pelea entre dos hombres chinos por un asiento reclinado.

En febrero de 2014, una pelea estalló entre dos grupos de viajeros chinos antes de que su vuelo despegara de la isla turística tailandesa de Phuket, dando como resultado 29 personas sacadas del avión.

Publicidad

Luego, en abril, un vuelo de Thai Airways desde Bangkok a Beijing se tornó sangriento cuando estalló una pelea que involucraba a tres hombres chinos.

Durante una visita oficial a las Maldivas en septiembre, el presidente Xi Jinping pidió personalmente a los turistas chinos comportarse cuando viajan al extranjero.

El año pasado el gobierno lanzó una larga lista de qué hacer y qué no destinada a convertir los viajeros chinos en "turistas civilizados".  

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad