Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

ISIS ataca Bel, el principal santuario antiguo de Palmira

El Templo de Bel ha sido el centro de la vida religiosa en Palmira por más de 2,000 años
lun 31 agosto 2015 10:12 AM

Las columnas icónicas del templo con más importancia histórica en Palmira, Siria, siguen en pie a pesar de una explosión ocurrida el domingo, aseguró el director de Antigüedades sirio, Maamoun Abdulakarim este lunes. 

Dijo que hubo una explosión el domingo al interior del Templo de Bel y, aunque no se sabe la magnitud del daño, los testigos reportan que las paredes siguen en pie. Se refirió al sitio como "el templo más importante en Siria y en todo Medio Oriente".

Leer: Una pelea de alta tecnología para salvar antigüedades en manos de ISIS

Durante casi 2,000 años —de vuelta a los días en que Cristo caminó sobre la tierra— el Templo de Bel ha sido el centro de la vida religiosa en la ciudad siria de Palmira.

Pero ahora, al menos parte del templo de más importancia histórica en Palmira, ha sido destruido por ISIS, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que está citando "fuentes privadas".

ISIS es conocido no solo por sus ejecuciones brutales, sino por su odio hacia las reliquias, que considera símbolos de idolatría.

Publicidad

Recientemente, el grupo ejecutó a Khaled al Asad, un hombre de 82 años que dedicó su vida a la preservación de antigüedades en Palmira, porque se rehusó a revelar dónde se encuentran escondidas algunas reliquias invaluables. 

Ahora, aparentemente, ISIS arremetió contra el Templo de Bel.

Abdulkarim dijo a CNN este lunes que las autoridades trabajan para confirmar los daños. 

Destrucción de santuarios

"Estamos a la espera de obtener detalles sobre la verdad de lo ocurrido, la ubicación exacta dentro del templo y el tamaño de la destrucción", dijo Abdulakarim.

El templo del siglo I es uno de los más grandes y mejor conservados de la región y representa un punto de encuentro entre la arquitectura clásica y oriental, agregó.

ISIS se apoderó de la ciudad —con una antigüedad de 2,000 años y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— en mayo. Los militantes destruyeron dos santuarios musulmanes y publicaron fotos de la destrucción en Facebook, dijo que el gobierno sirio.

La semana pasada se reportó la destrucción del Templo de Baalshamin  con grandes cantidades de explosivos.

Publicidad
Publicidad